La leyenda de la flor de cempasúchil |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

El Imparcialito

La leyenda de la flor de cempasúchil

Por: Iremma Constanza ZURITA RODRÍGUEZ Hoy les hablaré sobre la flor de cempasúchil, pues en el colegio nos platicaron la leyenda de dicha flor y ahora se las platicaré pero…

La leyenda de la flor de cempasúchil | El Imparcial de Oaxaca

Por: Iremma Constanza ZURITA RODRÍGUEZ

Hoy les hablaré sobre la flor de cempasúchil, pues en el colegio nos platicaron la leyenda de dicha flor y ahora se las platicaré pero antes quiero que sepan que la flor de Cempasúchil tiene las siguientes características: es de color amarillo, con un aroma muy peculiar y penetrante la cual la hace única en estas fecha de muertos donde la veremos en todas partes: en un altar , en los panteones, en los mercados en estas fechas que han pasado de nuestros fieles difuntos las encontraremos en todos lados, es una flor que representa una línea entre la vida y la muerte. Ahora les contare de qué trata la leyenda.

“Cuenta la leyenda que en el tiempo de nuestros antepasados existieron dos jóvenes que desde pequeños estuvieron unidos por el amor Xóchitl y Huitzilin, cuentan que todas las tardes subían a la montaña a ponerle ramos de flores como ofrenda para Tonatiuh el dios azteca del sol, pero un día la guerra estallo y el joven tuvo que partir como buen guerrero que era para defender sus tierras y separarse de su amada, pasado el tiempo ella recibió la mala noticia de que su amado había muerto, ella no soportó la perdida y se hundió en una terrible tristeza y decidió ir en su búsqueda pero lamentablemente cayó en un barranco y perdió la vida. Esta historia de amor puro conmovió al dios sol y con sus rayos de luz la transformo en la hermosa flor de Cempasúchil como el amor eterno entre estas dos personas”.

Por eso hoy en día en las fiestas de nuestros fieles difuntos que se celebran el 1 y 2 de noviembre de cada año, utilizamos la flor de Cempasúchil como un pacto para recordar el amor eterno que nunca se olvidara por aquellos seres queridos que han partido de este mundo para descansar en la eternidad.

Espero les guste como a mí me encantó la leyenda que me hizo imaginar cómo eran nuestros antepasados y como a través del tiempo seguimos sus costumbres y tradiciones hoy en día.