Jóvenes saludables, son jóvenes felices
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

Jóvenes saludables, son jóvenes felices

Es importante prevenir enfermedades con una buena alimentación.

  • Jóvenes  saludables, son jóvenes felices
  • Jóvenes  saludables, son jóvenes felices
  • Jóvenes  saludables, son jóvenes felices
  • Jóvenes  saludables, son jóvenes felices
  • Jóvenes  saludables, son jóvenes felices

La adolescencia es una de las etapas más difíciles para el ser humano, en esta etapa experimentamos cambios de todo tipo, que van desde los fisiológicos, psicológicos, intelectuales y hasta sociológicos. Todos estos cambios y experiencias requieren de energía, que podemos obtener mediante la comida y que harán más fácil nuestra transición.

Pero no se trata únicamente de hacer una dieta (eso sí, balanceada) durante los primeros años de la adolescencia, nuestro cuerpo sufre cambios constantemente incluso en la etapa como adulto joven y tras el paso a la adultez. Si nos descuidamos, “el tiempo pasará factura”.

A medida que vamos creciendo se manifiesta más nuestra autonomía. Ya no son nuestros papás quienes deciden que debemos comer y que no, es por eso que hay que comenzar a ser responsables con nuestra alimentación, ya que cada riesgo y cada acierto serán resultado de nuestras propias decisiones.

Si bien estamos inmersos en un bombardeo de contenido publicitario de comida chatarra y para nada sana, debemos hacer un esfuerzo por comer de manera adecuada y así evitar problemas en el futuro.

Puede ser que estés comenzando a percibir tus propios ingresos y lo que menos quieres es tener que gastar en medicamentos y tratamientos para mejorar tu salud que bien pudiste haber evitado con una buena dieta y mera fuerza de voluntad.

México es uno de los países con los índices de obesidad más altos, aunque también los trastornos como la anorexia y la bulimia tienen gran importancia en nuestra sociedad. No se trata de llegar a los extremos y simplemente dejar de comer, sino de mantener un equilibrio y alimentarse de manera saludable y deliciosa, lo sano no tiene que estar peleado con el sabor de una buena comida.

Pero seguro te preguntarás ¿qué es lo que necesito entonces? ¿Qué cosas debo incluir en una dieta balanceada? Pues bien, primero que nada necesitas proteínas, ellas sintetizan nuevos tejidos y las estructuras del organismo, las puedes encontrar en las carnes, el pescado, el huevo y la leche.

De ahí siguen las vitaminas, que intervienen en los procesos metabólicos y las puedes encontrar en las frutas y verduras de todo tipo. Los minerales al igual que las vitaminas, intervienen en el funcionamiento correcto de los sistemas enzimáticos y puedes encontrarlos en las verduras también. Por otro lado, el calcio también es importante para el desarrollo y mantenimiento de un esqueleto sano y lo puedes encontrar en los frutos secos.
El zinc se puede encontrar en una dieta que aporte alimentos de origen vegetal o en las semillas de los vegetales.

Y sobre todo y lo más importante es mantener una buena hidratación, que obtendrás al ingerir jugos, lácteos y claro que sí, mucha agua.

Uno de los tips más importantes es evitar el consumo de refrescos debido a la alta concentración de azúcar que es potencialmente dañina para tu organismo, así como evitar la comida rápida que usualmente contiene grasas saturadas como las hamburguesas, la pizza y el pollo frito. Evitando estos alimentos o consumiéndolos en menor cantidad, estarás a pocos pasos de llevar una vida más saludable.

 

 

Relacionadas: