Instituto Latino de la Música entrega los Premios Colibrí |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Instituto Latino de la Música entrega los Premios Colibrí

Durante la velada, el organismo próximo a celebrar sus 100 años tomó protesta a su delegación Oaxaca

  • Instituto Latino de la Música entrega los Premios Colibrí
  • Instituto Latino de la Música entrega los Premios Colibrí

“Todo mundo se está quejando que hay un solo tipo de música, cuando no hay un tipo de música mala, pero es que todas deberían de tener una oportunidad”, señaló este viernes Daniel Martín Subiaut, presidente general del Instituto Latino de la Música, un organismo con sede en Estados Unidos y una de sus delegaciones recién creada en Oaxaca.

¿Cuál es esa buena música o a qué debería de atender? Daniel respondió que esta es “la que tiene buena letra, que respeta a la mujer, que no llama a la violencia. Puede ser una que hable de amor a la pareja, que dé un mensaje positivo, puede ser música infantil, música clásica. La buena música puede ser un reggaetón con una letra romántica. No estamos en contra de géneros musicales, sino de mensajes dentro de la música”.

Este viernes, el Instituto Latino de la Música reconoció con los premios Colibrí a lo mejor de la música y la literatura y se conectó con el estado de Oaxaca para impulsar la creación artística en esta parte de México. En la velada, el organismo fundado en 1921 tomó protesta a su nueva delegación, liderada por Lenin Gaytán Chávez, y ofreció una gala en la que cantaron varios de los artistas invitados y galardonados.

“Con letras, podemos mejorar muchas cosas en nuestro país, para que no solo estemos hablando todos los días de odio, de corrupción. Sabemos que todos nacemos defectuosos, pero le doy gracias a Dios que me ha hecho defectuoso y (para) acomodar letras”, externó en entrevista Matías Romero Solano, presidente del Instituto Latino de la Música en México.

El estar en Oaxaca y que se genere una delegación en este estado, representa un momento de orgullo para los oaxaqueños, expresó, pues a través de esta alianza y el trabajo que se pretende realizar se busca proyectar al estado hacia el mundo, a través de sus cantantes, compositores y escritores.

“El Instituto Latino de la Música no está distinguiendo si es músico, si es compositor. Todos cabemos porque tenemos un corazón y un niño que grita dentro nuestro, que se quiere enamorar y quiere escuchar música”. Por ello, agregó Romero, el instituto está trabajando con la era del platino.

Esta era, dijo, se basa y nutre de la llamada época o era de oro en la música, pero enfrenta nuevos retos y se apoya en herramientas para seguir el camino luego de 100 años de vida del instituto.

La nueva era de platino es para Romero Solano una en la que el instituto está haciendo sus propias composiciones con sus compositores y el pueblo. “Aquí los promovemos y hacemos que abran los conciertos entre ellos y un famoso. Entonces, si una comunidad no puede ver a un artista famoso, lo podemos llevar”, adelantó. También comentó que esto es parte de esa etapa en la que se buscan generar nuevas propuestas en el país.

Daniel Martín Subiaut, presidente general del instituto con sede en Estados Unidos, señaló que uno de los enfoques es “traer al siglo XXI todo el éxito que tuvieron, desde México, tantos artistas latinos”. Como organismo musical, “hemos tenido la dicha de agrupar a una serie de profesionales de distintos países, algunos incluso en la academia de los premios Oscar o en los Grammy”. De acuerdo con Subiaut, solo de esa forma, es decir, en la alianza con “los más grandes”, se puede ayudar “a los que están más pequeños aún”.

Sobre los retos que enfrenta la comunidad artística, en especial la dedicada a la música, el, refirió que está el aprovechar las redes sociales y las plataformas digitales. “Eso no existía en la otra etapa del Instituto Latino de la Música y hay que adaptarlos a los nuevos tiempos”.

Al ser un instituto que aglomera las expresiones de distintas partes de Latinoamérica, indicó que a los artistas y públicos los unes una mismas necesidad, la de la “buena música”.

Para el presidente del organismo en México, esta música también se enlaza con la actualidad que viven los pueblos, países y otros territorios. Con lo que vive la humanidad. Por ello, al cuestionarle sobre los mensajes que de esta salen en momentos como los que se viven en Latinoamérica, señaló que esta es una música de denuncia, de llamado a la conciencia.

“Cuando una palabra se dice fuertemente, rompe más que los misiles, sin necesidad de tomar armas. Los poetas han sido parte esencial de las revoluciones del mundo”. Con una buena letra, explicó, se puede conseguir el amor y otras cosas, peros con un buen contenido.

ENTREGAN PREMIOS
Este viernes, en la ciudad de Oaxaca, el Instituto Latino de la Música entregó los Premios Colibrí, una presea con la que reconoce a autores en música y literatura. La presea, una escultura en forma de colibrí, que creó el artista oaxaqueño Manuel Miguel, se entregó a varios cantautores del estado, del país y de otras partes del mundo. Asimismo, a quienes han promovido la creación y difusión musical.

Entre los galardonados estuvieron el cantautor Mario Carrillo, quien recibió el premio en nombre de su fallecido padre, el compositor Álvaro Carrillo. Xavier Santos, los Hermanos Martell, Manuel Bustamante, Sylvia Pantoja, entre otros. Asimismo, al escritor zaachileño Jorge Aragón.

El evento contó con la presencia de varios miembros del instituto: Dominga Escobar Ruiz, Matías Romero Solano, Lenin Gaytán Chávez y Daniel Martín Subiaut.

CREAN DELEGACIÓN EN OAXACA
Desde este viernes, el Instituto Latino de la Música estableció lazos con la entidad, a través de una delegación conformada por Lenin Gaytán Chávez (delegado), Soledad Hernández Méndez, Dominga Escobar Luis, Hugo José Martínez, Víctor Hugo Robles Silva y Belisario Domínguez Martínez.