Moronga (Reseña)
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Moronga (Reseña)

John Dickie realizó una cinta que toma aspectos muy característicos de la sociedad mexicana, específicamente la oaxaqueña, pero le agregó un toque de comedia que por momentos es imposible no soltar una carcajada.

En esta ocasión hablaremos de la película Moronga, obra totalmente grabada en Oaxaca y dirigida por el cineasta escoces John Dickie.

Aunque Moronga es presentada como la opera prima del director escoces, Dickie es conocido por su trabajo como corresponsal de guerra y realizador de cine documental, por ejemplo, El Diablo y la Nota Roja o el seguimiento que realizó del movimiento magisterial oaxaqueño en el 2006.

Precisamente esta movilización social fue la clave para iniciar con esta historia, que originalmente llevaba por título La Pierde Almas, pero finalmente fue titulada Moronga.

John Dickie califica a su película como un western surrealista, pero yo diría que coincide más con una comedia negra, ya que toma aspectos muy característicos de la sociedad mexicana, específicamente la oaxaqueña, pero le agrega un toque de comedia que por momentos es imposible no soltar una carcajada.

Una revuelta social, abusos de poder, una madre tratando de recuperar a su hija, un travesti que es amigo de todos, y un par de asesinatos son historias que se unen en torno a un personaje: el sargento Frank Peluco, un militar que, buscando un lugar tranquilo para morir, llega a un pueblo olvidado del sur, donde poco a poco cae en la locura y ya nada es lo que parece.

Esta cinta también deja entrever parte de nuestras tradiciones mexicanas, ya que la historia transcurre durante las festividades del día de muertos, por lo que un espíritu guiará al sargento Frank a cumplir una especie de misión antes de partir al otro mundo.

Mezclada con fragmentos de algunos documentales de John Dickie, como escenas del conflicto magisterial o la matanza y el parto de un cerdo, Moronga realmente toma un aire surrealista y a pesar de reflejar en la pantalla grande parte de las realidades de nuestra sociedad mexicana, el timing humorístico de la historia neutraliza la crudeza del filme.

También destacan las actuaciones de todo el reparto de esta cinta, como el protagonista Matt O’Leary o Kristyan Ferrer, conocido por sus papeles en Gutten Tag Ramon o El Infierno; además de José Sefami,y Norma Angelica; y que decir de las revelaciones de Julia Sánchez y Melanie Santos, a quien algunos medios ya han señalado como la próxima Yalitza Aparicio.

Moronga permanece en una breve gira de preestreno por Oaxaca y algunos festivales de cine, así que si tienes oportunidad de mirarla ahora, te recomiendo ampliamente que lo hagas; o de lo contrario tendrás que esperar hasta noviembre, cuando se estrene oficialmente en todos los cines del país.

@MarissaRuizC

 

 

Relacionadas: