LOL y la decadencia de la comedia mexicana | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

LOL y la decadencia de la comedia mexicana

¿Por qué hablar de este programa a más de un mes de su estreno? Pues, porque por increíble que parezca anunciaron una segunda temporada.


Amazon prime video ha bombardeado las redes con publicidad de lo que ellos suponen es la carta fuerte de su programación, se trata de LOL: Last One Laughing, una especie de Big Brother de la comedia, liderado por Eugenio Derbez.

Este programa se describe como una especie de reality show donde 10 comediantes son “encerrados” en una casa y deberán aguantar la risa por seis horas para poder ganar 1 millón de pesos, o sea que literalmente el que ría al último, gana.

Todo suena muy bien, interesante y divertido… hasta que miras el programa.

De entrada, Eugenio Derbez ya comienza a poner excusas sobre el elenco, diciendo que fue difícil convencer a otros comediantes de participar, lo que da a entender que de su elenco “peor es nada”.

Michelle Rodríguez, Alex Fernández, Poncho Borbolla, Alexis de Anda, Manu Nna, El Diablito, Liliana Arriaga “La Chupitos”, Carlos Ballarta, Daniel Sosa y el Escorpión Dorado son los comediantes que concursaron en este proyecto y a pesar de que algunos de ellos son comediantes muy divertidos, la mayoría dejó mucho que desear.

El primer capítulo de este programa transcurre a un ritmo bastante flojo pero aun aceptable, el problema surge cuando en la desesperación de hacer reír a toda costa, los comediantes comienzan a utilizar recursos muy alejados de la comedia que esperamos ver, es decir caen en la vulgaridad, en la hipersexualización, en ataques directos, etc, etc.

Lamentablemente en un proyecto que pudo ser muy divertido solo logramos ver lo más decadente de la sociedad en general; a un Escorpión Dorado con sus clásicos y lamentables comentarios misóginos y vulgares, a “La Chupitos” con unos pechos postizos hablando de sus penosas situaciones sexuales, a un inactivo Carlos Ballarta que sólo fue a embriagarse y a Alexis de Anda con un desacertado chiste donde señala que las actrices son entrenadas para ofrecer servicios sexuales; y que decir del escatológico momento donde los finalistas comparten un sugerente pastel y El Diablito comienza a comerlo de la manera más grotesca que alguien pueda imaginar.

Es tan lamentable observar que situaciones de este tipo se consideren risibles y que de alguna manera sean consideradas como la nueva era de la comedia mexicana, lejos quedaron los años de Mario Moreno “Cantinflas”, Germán Valdés “Tin Tan”, Viruta y Capulina, Los Polivices o el humor totalmente blanco de Roberto Gómez Bolaños.

Incluso, años atrás la comedia mexicana fue utilizada como una crítica directa a situaciones políticas o problemas de la sociedad, sobre todo por personajes como Héctor Suárez o Victor Trujillo con su icónico personaje “Brozo”.

George Burns, comediante y actor estadunidense, dijo que “quien nos hace reír es un cómico, pero quien nos hace pensar y luego reír es un humorista”, sin embargo LOL: Last One Laughing, ni nos hace reir y mucho menos pensar, claro a menos que pienses y analices como va decayendo la calidad y los valores en programas de entretenimiento.

¿Por qué hablar de este programa a más de un mes de su estreno? Pues, porque por increíble que parezca anunciaron una segunda temporada.

@MarissaRuizC


 

Relacionadas: