Muere la última tortuga hembra de caparazón blando |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Ecología

Muere la última tortuga hembra de caparazón blando

Sólo se conoce de tres ejemplares con vida, una cautiva en China y dos ejemplares salvajes en Vietnam.

Muere la última tortuga hembra de caparazón blando | El Imparcial de Oaxaca

La tortuga de caparazón blando de Shanghái o Rafetus swinhoe es una especie extremadamente rara que habita princpalmente en e sureste de China y Vietnam. Puede que sea la especie de agua dulce más grande del mundo.

Sólo se conoce de tres ejemplares con vida, una cautiva en China y dos ejemplares salvajes en Vietnam.

Recientemente, medios de comunicación chinos informaron esta mañana sobre el fallecimiento de la última tortuga hembra conocida de esta especie en cautiverio.

Ahora sólo quedarán tres tortugas sobrevivientes: un macho que se encuentra en el mismo zoológico y dos individuos más en estado salvaje avistados en Vietnam y cuyo sexo es desconocido.

La tortuga de Swinhoe o tortuga de caparazón blando de Shanghái fue bautizada en honor del naturalista británico Robert Svayno. Esta especie asiática puede extender su longevidad hasta un rango entre 80 y 100 años de vida.

Originalmente habitaban en China y el norte de Vietnam. Debido a la contaminación ambiental y la pérdida de su hábitat por deforestación, caza excesiva para consumo humano y usos medicinales, su número disminuyó drásticamente.

La esperanza de una especie

El pasado sábado, la hembra de 90 años murió un día después de que expertos intentaran llevar a cabo un proceso de inseminación artificial. El diario chino Suzhou Daily asegura que no hubo complicaciones durante el intento, según información retomada por CNN.

Posteriormente, los expertos anunciaron que una autopsia intentará demostrar la verdadera causa de la muerte y anunciaron que set tomaron muestras del tejido ovárico de tortuga ‘para su uso posterior’.

Biólogos estadounidenses de la Sociedad de Conservación de la Biodiversidad (WCS) estimaron que 217 de las 356 especies de tortuga en la Tierra, aproximadamente el 61 por ciento, están en peligro de extinción o ya se han extinto.

La tasa de desaparición de tortugas es alarmante, pues podría afectar el funcionamiento de los ecosistemas y la estructura de las comunidades biológicas de todo el mundo.