Tortuga Golfina desova en Playa Zicatela
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Tortuga Golfina desova en Playa Zicatela

Sus 94 huevos fueron llevados a un corral de anidación; en unos días las crías serán regresadas al mar

Tortuga Golfina desova en Playa Zicatela | El Imparcial de Oaxaca

Ante la mirada de incrédulos turistas que tomaban el sol y disfrutaban de las olas, la mañana de este sábado una tortuga de la especie golfina salió a desovar a la altura del Hotel Blatter en Playa Zicatela.

Sus 94 huevos que fueron llevados, por personal de Salvavidas, a corral de anidación donde se espera que en unos cuantos días nazcan las crías y para ser regresadas al mar.

Cabe destacar que algunas tortugas anidan en arribadas y otras en solitario. Otras utilizan ambas estrategias durante una sola temporada de anidación.

Aunque las arribadas (momento en que las hembras llegan a la costa para anidar) no se conocen bien, se cree que el calendario debe coincidir con eventos meteorológicos como vientos fuertes, días nublados o ciclos de la luna y mareas.

Las tortugas marinas vuelven al lugar donde nacieron.

Las tortugas inician épicas migraciones en el mar tras eclosionar, y después vuelven al sitio exacto en el que nacieron para aparearse y poner sus propios huevos, algo que siempre ha intrigado a los expertos.

Los científicos saben que las tortugas, al igual que otros animales, se orientan gracias a las líneas invisibles del campo magnético, aunque se desconoce el método que siguen para volver al punto exacto en el que comenzó su aventura.

Un estudio publicado en la revista Current Biology confirma que también dependen del campo magnético de la Tierra para volver a casa: cada zona de la costa tiene su propia firma magnética, que los animales recuerdan y utilizan después como su brújula particular.

No se trata de un viaje sencillo, pues el campo magnético cambia lentamente y las tortugas se ven obligadas a cambiar también sus puntos de anidación.