Fumar y tomar paracetamol pueden causar daños al oído
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Ciencia y Salud

Fumar y tomar paracetamol pueden causar daños al oído

Se comprobó que causa daños irreversibles en la audición

Fumar y tomar paracetamol pueden causar daños al oído | El Imparcial de Oaxaca

Vivimos en una sociedad con exceso de ruido y lo más grave, es que expertos advierten que esto, aunado a otros malos hábitos como el tabaquismo o el abuso de paracetamol, hacen que el daño al oído y los problemas de audición se presenten en edades mucho más tempranas.

Según los expertos, perder la audición es un proceso natural que tendría que suceder a los 60, pero que se va adelantar a los 40 por los malos hábitos y la contaminación acústica.

Malos hábitos que causan daño al oído
La doctora María José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, advierte que es importante tener cuidados específicos en los oídos, ya que los daños que pueden sufrir son irreversibles.

“Cualquier causa que les afecte producirá sordera o hipoacusia de cualquier grado y de diferente tipo”, explica la experta.

Lo que más afecta la audición con el paso del tiempo, es la exposición al ruido, ya que si es excesiva, adelanta y acentúa los daños.

Los problemas cardiovasculares y sus factores de riesgo como la hipercolesterolemia, la hipertensión, la obesidad o la diabetes, también afectan la audición y aceleran los daños.

Sin embargo, algo que muy pocos saben es que la exposición a ciertos tóxicos como el tabaco también causan daños irreversibles en los oídos.

Así mismo, hay medicamentos ototóxicos como la aspirina, el paracetamol o los antiinflamatorios, que si usamos de forma regular y prolongada, pueden perjudicar la audición permanentemente.

Tips para no perder la audición
Lavilla recomienda seguir a diario lo que ella llama “la dieta del ruido”, que significa modificar los hábitos y dosificar el ruido, limitando su volumen y disminuyendo el tiempo de escucha con un volumen alto.

Lo ideal es que se eviten ruidos impulsivos, es decir, demasiado altos en un tiempo muy corto, como los cohetes.

Además, para los más jóvenes, la recomendación de la experta es no escuchar música con audífonos por más de 60 minutos y con menos del 60% de la capacidad de volumen del aparato.

¿Tú cuidas tus oídos? Tal vez sea una buena idea empezar a hacerlo.