Cómo el “hackeo ético” puede detener a los hackers convencionales - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

Cómo el “hackeo ético” puede detener a los hackers convencionales

La idea de tener a un hacker entre las filas de los sistemas de defensa de empresas y organismos estatales no es nueva, el FBI de los Estados Unidos utilizó a muchos de esos hackers detenidos durante los primeros grandes ataques de los años 2000 como parte de su staff


Cómo el “hackeo ético” puede detener a los hackers convencionales | El Imparcial de Oaxaca
Foto: FLY D

Es un concepto muy revolucionario, nacido de la necesidad de mantener a la Internet libre de ciertos individuos y conductas muy peligrosas. Se habla del “hackeo ético”, o hackeo responsable, que busca analizar las vulnerabilidades de las empresas y tratar de enmendarlas para que cuándo llegue un ataque real, estén preparados. Se trata de todo un movimiento revolucionario que está dando que hablar en el mundo, con grandes implicancias económicas.

Sucede que desde la aparición de los famosos “ransomware” o virus secuestro como se los conoce también, que encriptan la información de los usuarios para luego pedir un rescate, muchas empresas buscan tapar esas vulnerabilidades para poder protegerse. ¿Y qué mejor que un hacker con conciencia social para realizar este trabajo?, en ese sentido muchos jóvenes programadores y matemáticos están haciendo carrera con esto que parece un delito, pero que con el permiso de las empresas empieza a ser una práctica cada vez más corriente.

En gran medida la batalla por la seguridad cibernética es un tire y afloje entre dos cuestiones muy significativas: la capacidad de los cortafuegos y antivirus de avanzar en busca de nuevos métodos de protección, contra la capacidad y persistencia de los atacantes. Claro que con el tiempo todo sistema termina teniendo una vulnerabilidad, por lo que se trabaja a contrarreloj para encontrarlas y tratar de enmendarlas lo antes posible.

Una nueva carrera en cyber-seguridad

La idea de tener a un hacker entre las filas de los sistemas de defensa de empresas y organismos estatales no es nueva, el FBI de los Estados Unidos utilizó a muchos de esos hackers detenidos durante los primeros grandes ataques de los años 2000 como parte de su staff. Es que en gran medida muchos de estos jóvenes que suelen estar detrás de los ataques prefirieron trabajar para el Gobierno Norteamericano antes que terminar en prisión.

Es que además, el genio detrás de las personas capaces de hacer tales ataques, es una importante herramienta en términos de cyber-seguridad. Tanto es así que ahora la carrera de hackeo ético tiene cursos online que permiten aprenderla de forma sencilla y cómoda, sin tener que ser un genio matemático para poder aprenderla, y con grandes perspectivas laborales en el corto plazo.

Sucede que las empresas necesitan cada vez más de estos servicios, sobre todo en una era en la que hay mucho en juego debido al imperante avance del comercio electrónico. Cada vez más dinero se vuelca a billeteras digitales y los robos virtuales no dejan de crecer, sobre todo ante el uso de las personas de redes de Wi-Fi públicas, o bien la instalación de aplicaciones de origen dudoso, entre muchos otros factores.

Es ahí donde el trabajo de estos nuevos programadores, conocidos como hackers éticos, entra en acción, buscando esos “huecos” por dónde pueden entrar los ladrones y tapándolos de inmediato. Es un trabajo arduo que muchas veces implica el análisis de miles de variables, pero que está teniendo una excelente repercusión en términos laborales y podría ser la carrera del futuro para millones de personas.


 

Relacionadas: