La experiencia es un grado para el mundo del deporte | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Futbol

La experiencia es un grado para el mundo del deporte


La experiencia es un grado para el mundo del deporte | El Imparcial de Oaxaca

Son numerosos los ejemplos en los que entrenadores llegan a ser referentes en sus respectivas disciplinas, después de haber tenido una carrera muy fructífera como jugadores. El balompié es un claro ejemplo de ello, y en muchos casos, queda demostrado las ventajas que tienen estos directores de orquesta, ya que saben cómo encarar encuentros importantes o llevar un vestuario profesional de la mejor manera posible.

En cambio, también existen otras voces críticas con esta continuidad en la carrera deportiva de un jugador ya retirado. Muchos expertos estiman que es mejor un entrenador que se haya formado desde épocas tempranas en estas lides, sin la necesidad de haber jugado al más alto nivel. Puede darse el caso que un deportista profesional haya sido entrenado por místers de dudosa valía y eso le impida ser un entrenador de verdad, cuando decide retirarse al intentar llevar a término los postulados aprendidos durante su trayectoria.

En cualquier lugar del mundo, en el fútbol surgen numerosos ejemplos de este traspaso de futbolista a entrenador, especialmente en algunas zonas del planeta.

México es uno de los máximos exponentes en este sentido, ya que grandes figuras del juego, decidieron continuar ligados al club de sus amores, en esta ocasión desde el banquillo. Nombres como Javier Aguirre, Hugo Sánchez o Carlos Reinoso son profetas en su tierra, y han conseguido grandes réditos como maestros de orquesta.


Pero no solo esta práctica está limitada al mundo del balompié mexicano, en una liga que cada vez es más igualada, y para muestra un botón, como este año, según apuntan las apuestas la Liga MX. El viejo continente tiene numerosos ejemplos de éxito de grandes clubs que decidieron apostar por iconos de décadas pasadas en el terreno de juego para ser los timoneles de su barco. Zinedine Zidane en el Real Madrid, Pep Guardiola en el FC Barcelona o Diego Pablo Simeone en el Atlético de Madrid son claros ejemplos de ello.

¿Seguirán los futbolistas ansiando llegar a ser entrenadores de primero orden mundial?