¿Cuál es el origen de la lucha libre en México? - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

¿Cuál es el origen de la lucha libre en México?

El deporte del pancracio se consolidó como uno de los más populares en el país con su desarrollo a lo largo del Siglo XX, aunque su historia data desde finales del XIX


¿Cuál es el origen de la lucha libre en México? | El Imparcial de Oaxaca
La Lucha Libre es uno de los deportes más populares en México (Foto: @CMLL Consejo Mundial de Lucha Libre Oficial/Facebook)

La lucha libre es uno de los deportes de mayor popularidad en la actualidad. Gracias a su folclor, cultura y mezcla de espectáculo con el rigor de cualquier disciplina se hizo de gran aceptación entre las clases populares en el país. Actualmente, diversas empresas proliferan y brindan funciones en varias arenas del país. Sin embargo, los orígenes formales de la lucha libre mexicana y sus héroes datan de hace más de un siglo y medio atrás.

Las técnicas de enfrentamiento cuerpo a cuerpo han estado presentes en la mayoría de las civilizaciones del mundo. En el caso del territorio hoy conocido como México, existen indicios de las mismas gracias a algunos códices y documentos de la cultura Olmeca, en donde se da cuenta y registro de los entrenamientos a los que eran expuestos los guerreros para enfrentar batallas con ejércitos de pueblos vecinos en Mesoamérica.

A pesar de los antecedentes, la disciplina reconocida hoy en día no sufrió un impulso determinante sino hasta la ocupación francesa en el siglo XIX. En las vísperas del año de 1840 ya proliferaban las exhibiciones de diversas disciplinas luchísticas en plazas públicas y parques de México. No obstante, de acuerdo con la Secretaría de Cultura, a mediados de siglo los soldados franceses introdujeron con mayor fuerza la lucha grecorromana.

Desde entonces, la disciplina mexicana se fue nutriendo de los aspectos técnicos básicos derivados de otras disciplinas como el jiu-jitsu, aunque también fue influenciada por los aspectos culturales de las clases populares del país. Con el paso del tiempo, la disciplina logró contar con reglas propias y personajes que, con un estilo peculiar, dotaron de identidad propia al deporte.

¿Quién fue el primer luchador mexicano?

En principio, las arenas y espectáculos eran protagonizados por personajes pertenecientes al ejército francés para deleite del público nacional. Sin embargo, en el año de 1863, Enrique Ugartechea se reivindicó como el primer luchador nacido en México y fue el encargado de formalizar el desempeño, así como la enseñanza y confección de lo que a la postre se convirtió en la lucha libre mexicana.

El desempeño del nuevo deporte maduró conforme el siglo XIX agotó su tiempo. Si bien el inicio del siglo XX en México fue convulso ante el estallido de la Revolución, la inestabilidad social, política y económica no impidió que la lucha libre avanzara hacia un estadio de mayor profesionalismo. Para ello, la participación de un exteniente de los grupos armados contra el gobierno de Porfirio Díaz fue relevante.

Salvador Lutteroth es el primer luchador mexicano (Foto: INAH)

Salvador Lutteroth, considerado el padre de la lucha libre mexicana, fue la persona encargada de sentar las bases de la empresa más longeva del mundo dedicada a la difusión de eventos de la disciplina. En la década de 1920 tuvo contacto con el deporte profesional en la frontera norte del país y en 1933 fundó la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL), cuya denominación cambió con el paso de los años hasta convertirse en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

¿Cuándo fue la primera función de lucha libre en la Arena México?

Antes de convertir a la Arena México en la “Catedral de la Lucha Libre Mexicana”, Lutteroth realizó una importante inversión para remodelar el recinto. Así, el 21 de septiembre de 1933 organizó la primera función de la disciplina en cuya cartelera figuró la presencia del californiano Bobby Sampson contra el mexicano Yaqui Joe, quien se coronó con la victoria.

Los luchadores enmascarados han sido mundialmente relacionados con la lucha libre mexicana (Foto: Cuartoscuro)

El éxito y la asistencia del público fue tal que el empresario tuvo la oportunidad de impulsar la construcción de la Arena Coliseo, en la calle Perú del Centro Histórico de la Ciudad de México. Fue en el recinto inaugurado el 2 de abril de 1943 donde personajes como El Santo, Blue Demon, El Rayo de Jalisco, El Cavernario y más comenzaron a escribir sus leyendas con hazañas que quedaron plasmadas al interior del cuadrilátero.

El CMLL gozó de amplio reconocimiento en el mundo pues, a pesar de que la disciplina también se practicó en otras partes del mundo como Japón y los Estados Unidos, el nacimiento de luchadores enmascarados y el estilo laureado por la afición posicionó a la lucha libre mexicana como una de las más espectaculares en el orbe.


 

Relacionadas: