Ánimo, Caballero de la Muerte | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Ánimo, Caballero de la Muerte

El luchador local recibió una gran muestra de cariño y respeto por parte de amigos y alumnos en una de sus más duras peleas


Ánimo,  Caballero  de la Muerte | El Imparcial de Oaxaca

La lucha libre oaxaqueña se unió hace unos días para apoyar al Caballero de la Muerte, una de sus grandes figuras, que atraviesa por una de las batallas más difíciles en su carrera.
Actualmente el pancracista local se encuentra en etapa de estudios clínicos por una bacteria probablemente de cáncer.
Ante esta circunstancia una gran cantidad de sus amigos y alumnos organizaron la función de lucha libre: “Hoy por ti, mañana por mí”, en la cancha de Los Conos, de la agencia de Cinco Señores, con el objetivo de recaudar fondos.
Al respecto, el Caballero de la muerte comentó que efectivamente pasa por una etapa muy fuerte en su carrera, que consta de 35 años ininterrumpidos (los primeros cinco como el Príncipe Negro), pero espera salir con el brazo en alto.
Estas esperanzas y ánimos por salir adelante se acrecentaron al ver a viejos y nuevos amigos en la función, apoyándolo y dándole todo su respaldo.
“La mayoría de los organizadores son sus alumnos, pero también me dio mucho gusto ver a muchos contemporáneos”, admitió con sentimientos encontrados.
Asimismo, detalló que el evento significó para él un homenaje, por todas las muestras de cariño recibidas.
En cuanto a sus inicios, recordó que desde los 10 años su sueño era estar arriba del ring, enfrentarse a diversos luchadores de México y llegar a escuchar que el público coreara su nombre arriba del ring.
“Este día te puedo decir que lo que un día soñé lo he logrado y eso me llena de satisfacción”.
Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas, puesto que la lucha tiene respeto, “porque no cualquiera se sube a un cuadrilátero y hace una caída sin lastimarse, o expone el físico a cada momento”.
Todas las vicisitudes las conoce a la perfección y acepta que también pueden ser causa de su malestar actual, pero no se arrepiente de nada.
“Si volviera a nacer, volvería a ser luchador y me volvería a llamar el Caballero de la Muerte”, apunta.
Y también comenta que hasta el día que Dios lo llame, siempre va a estar atento de la lucha libre, tal vez entrenando a nuevos valores, recogiendo sillas, luchando o gritando, pero seguirá presente en el deporte de sus amores.
Sobre el acontecer de la lucha libre oaxaqueña, al ser una de las figuras de este deporte en la entidad, precisó que “se encuentra en una etapa muy crítica y mis respetos para los muchachos de ahorita, que están tratando de sacar adelante y de rescatarla contra viento y marea.
“La causa del malestar se debe a que como cualquier deporte, hay dos o tres personas que en lugar de ayudar, dividen, jalan por otro lado, se separan. Pero tengo mucha confianza en que los muchachos van a sacar a flote este deporte”, indicó.
Finalmente, agradeció a todas las personas que pusieron su granito de arena para costear sus estudios médicos, y afirmó que el Caballero de la Muerte no se da rendirá tan fácil.