¿Cada cuándo tienes que cambiar las sábanas de tu cama para que no afecte tu salud?
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

¿Cada cuándo tienes que cambiar las sábanas de tu cama para que no afecte tu salud?

Lavar las prendas de la habitación evita que se generen microorganismos nocivos para tu bienestar


¿Cada cuándo tienes que cambiar las sábanas de tu cama para que no afecte tu salud? | El Imparcial de Oaxaca
Para cada persona los rituales de limpieza pueden ser cotidianos o esporádicos depende el tiempo con el que se disponga, sin embargo hay artículos o hasta partes del cuerpo que requieren de un periodo estimado para brindarle la higiene necesaria, en los dientes es recomendado realizar el lavado de dos a tres veces al día, la ropa es necesario lavarla diario porque se encuentra en contacto con las bacterias del exterior, para así poder evitar enfermedades y malos olores.En tiempos donde los virus están presentes y no precisamente se contagian a través de la exhalación de partículas, un ejemplo de ello es la viruela símica, que aunque el riesgo es moderado se debe considerar que se transmite a través del contacto físico cercano pero también se propaga potencialmente con la ropa y otras superficies.

Una de la medidas es no compartir productos de uso personal Foto: Especial
Una de la medidas es no compartir productos de uso personal Foto: Especial

Realizar limpieza constantemente en las áreas donde puede acumularse suciedad y microorganismos pueden ayudar a tu salud. De acuerdo con la doctora Lindsay Browning, psicóloga colegiada, neurocientífica y experta en sueño explica el tiempo adecuado en el que se debe cambiar las sábanas y declara que es una vez a la semana o dos veces al mes como máximo.

Algo que destaca en su explicación para considerar la higiene de la habitación es que más allá de los virus es el calor corporal que algunas personas pueden emitir al dormir.” El sudor entra en las sábanas, lo que hace que no solo tengan un olor desagradable, sino que también se obstruyan bastante”, añade la especialista Browning

También se considera los edredones, cobijas o cubrecamas Foto: Pixabay
También se considera los edredones, cobijas o cubrecamas Foto: Pixabay

Las células muertas como caspa, costras o hasta vellos corporales son alimento para ácaros y bacterias eso hace la reproducción de estos pequeños seres. Y aunque se sacuda la cama a diario no basta con eso, si no que es menester cambiar sábanas y edredones cada semana para evitar enfermedades y garantizar una buena higiene.


 

Relacionadas: