Cómo identificar la narcolepsia: síntomas, causas y tratamiento de la enfermedad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Cómo identificar la narcolepsia: síntomas, causas y tratamiento de la enfermedad

Aunque no existe cura para este trastorno, sí se puede llevar una vida normal a través de tratamientos médicos y un estilo de vida que ayude a controlar los síntomas


Cómo identificar la narcolepsia: síntomas, causas y tratamiento de la enfermedad | El Imparcial de Oaxaca

La ciencia define la narcolepsia como un trastorno crónico del sueño que provoca una somnolencia extrema y ataques repentinos de sueño. Dependiendo del tipo de narcolepsia, esta enfermedad puede ir acompañada de cataplejía, una repentina pérdida del tono muscular.

Aunque se desconocen las causas exactas de la narcolepsia, sí se ha observado que las personas que padecen narcolepsia de tipo 1, es decir, acompañada de una cataplejía, poseen niveles bajos de hipocretina, una sustancia química que se encuentra en el hipotálamo y que se ocupa de regular el sueño y la vigilia.

Según algunas investigaciones, existe relación entre el virus de la gripe porcina (H1N1) y la vacuna del mismo con la narcolepsia, aunque no está claro el motivo. La narcolepsia podría tener un componente genético, aunque el riesgo de transmitirlo de generación en generación es tan solo del 1%.

Más allá de la somnolencia: estos son los síntomas de la narcolepsia
La somnolencia excesiva durante el día es uno de los primeros síntomas que afloran en la narcolepsia. Quedarse dormido en cualquier lugar sin previo aviso y durante unos minutos es una de las primeras muestras de esta enfermedad. Se trata de uno de los síntomas que más condiciona el día a día de quienes padecen narcolepsia.

La cataplejía es otro de los síntomas relacionados con la narcolepsia. Se trata de la pérdida repentina del tono muscular y puede causar dificultades en el habla y debilidad en los músculos durante algunos minutos. No todas las personas que sufren narcolepsia experimentan cataplejía, y quienes la padecen, es probable que lo hagan solo una o dos veces al año.

Las alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas son otras de las consecuencias de la narcolepsia. Las primera ocurren en el momento en el que el sujeto se está quedando dormido y las segundas al despertar. Al no producirse nunca durante el sueño profundo, se pueden experimentar alucinaciones muy reales.

Otro de los síntomas de narcolepsia es la parálisis del sueño. Se trata de una incapacidad temporal para moverse o hablar mientras se están quedando dormidos o al despertar. No obstante, ni todas las personas que sufren parálisis del sueño tienen narcolepsia ni todos los narcolépsicos padecen parálisis del sueño, aunque es bastante frecuente.

Qué hacer para combatir la narcolepsia

Aunque no existe cura para este trastorno, sí se puede llevar una vida normal a través de tratamientos médicos y un estilo de vida que ayude a controlar los síntomas.

Entre los tratamientos son muy habituales los estimulantes, medicamentos que estimulan el sistema nervioso central y ayudan a las personas con narcolepsia a mantenerse despiertos. En algunos casos, estos medicamentos llevan anfetaminas en su composición, por lo que pueden causar adicción.

Para quienes a causa de la narcolepsia sufren cataplejía, los antidepresivos tricíclicos son algunos de los tratamientos habituales. Algunos como la protriptilina, la imipramina o la clomipramina están entre los más usados, aunque hay quienes se quejan de efectos secundarios como aturdimiento.

Con el objetivo de prevenir la cataplejía y paliar las alucinaciones o la parálisis del sueño, en muchas ocasiones se recetan inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina, que eliminan los movimientos oculares rápidos.