Le dan 150 años de cárcel por matar a sus padres y a hermana
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Le dan 150 años de cárcel por matar a sus padres y a hermana

El Llamado “Monstruo de San Valentín” consumó el hecho para robar dinero


Le dan 150 años de cárcel por matar a sus padres y a hermana | El Imparcial de Oaxaca

 

Luis Alfredo A., el llamado “Monstruo de San Valentín” mostró una frialdad indescriptible cuando un juez penal le dictó una sentencia de 150 años de prisión por haber asesinado a sus padres y a su hermanita, en un hecho ocurrido en un inmueble de Reynosa, Tamaulipas. El motivo: robarle dinero a su padre, un trabajador de Pemex, por un auto que vendió.

Después de una fiesta celebrada en su domicilio ubicado en Flor de Manzano, esquina con Flor de la Pasión en el fraccionamiento San Valentín de Reynosa, Tamaulipas, Luis Alfredo, con otros individuos, ingreso a la vivienda y dio muerte a sus familiares cuando estos dormían profundamente.

Luis Alfredo “N” fue detenido en enero de 2021 por elementos de la Policía de Investigación de la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas; entonces tenía 10 años de edad y se escondía en la colonia Puerta del Sol. Se le señaló entonces de presuntamente haber matado a Brenda de 35 años, Alfredo de 47 años y a una menor de 13 años, quienes resultaron ser sus familiares.

Sin embargo, los hechos ocurrieron un mes antes, el 19 de diciembre del año 2020. En primera instancia declaró que al llegar a casa, había encontrado a todos bañados en sangre.

Tras pedir ayuda a los servicios de emergencia, patrullas, policías y paramédicos llegaron a la zona para realizar las maniobras correspondientes, dando cuenta de dos personas muertas, y solamente una, el padre de familia, con signos vitales, quien fue trasladado inmediatamente a un hospital.

Los primeros exámenes reportaron que el empleado de Petróleos Mexicanos (Pemex), Alfredo “N” tenía diversas heridas por golpes en la cabeza. Las mujeres reportadas muertas tenían pocas horas de haber muerto, de acuerdo con los peritos de la Fiscalía que se presentaron en la zona, y tenían también golpes en la cabeza provocados por un objeto contuso.

Las investigaciones arrojaron que la familia tuvo un festejo la noche anterior con música alta y diversión, lo que fue corroborado por los vecinos y familiares; sin embargo, cámaras de seguridad captaron al ahora condenado merodeando el lugar, horas más tarde, junto a otras personas.

Supuestamente su padre acababa de vender un automóvil, por lo que tenía dinero guardado dentro de la casa, mismo que al momento de la reunión de pruebas por parte de la Fiscalía no fue hallado en el domicilio; se sospechó entonces que tanto Luis Alfredo “A” como un cómplice fueron quienes planearon el asesinato para quedarse con el dinero.

Este viernes, luego de un prolongado proceso, el llamado “Monstruo de San Valentín” fue sentenciado a 150 años de prisión.


 

Relacionadas: