Sufren violento accidente en una motocicleta en Puerto Escondido | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sufren violento accidente en una motocicleta en Puerto Escondido

Personal del Hospital General del puerto no recibió a dos pacientes, uno muy grave, por lo que tuvo que ser canalizado a un nosocomio privado


  • Sufren violento accidente en una motocicleta en Puerto Escondido
  • Sufren violento accidente en una motocicleta en Puerto Escondido

Dos personas que viajaban a bordo de una motocicleta resultaron lesionadas tras sufrir un fuerte percance, uno de ellas fue trasladada de emergencia al hospital, ya que iba inconsciente y en estado crítico; la víctima y paramédico vivieron un calvario para que fuera atendida en un hospital.

EL PERCANCE

Alrededor de las 3:00 horas de ayer personal de la Cruz Roja Mexicana y de Protección Civil de Santa María Colotepec, recibieron llamadas de emergencia en la que les indicaban que en algún punto de esta ciudad había ocurrido un fuerte accidente, en esos momentos paramédicos de ambas corporaciones se dirigieron de inmediato hasta el lugar señalado.

Minutos más tarde los socorristas arribaron a una calle del Sector A, Hidalgo, a la altura de El Faro, en donde localizaron a dos hombre lesionados y derribados en el suelo, de inmediato los estabilizaron.

Una de las víctimas, la más grave y en estado inconsciente fue llevado por integrantes de la Cruz Roja Mexicana al Hospital General de Puerto Escondido.

Mientras que la segunda persona lesionada fue trasladada por personal de Protección Civil de Colotepec, pero para su fortuna sus heridas no eran de gravedad.

CALVARIO PARA SER ATENDIDO

Sin embargo, con relación al primer caso, la víctima y los paramédicos vivieron un verdadero calvario, ya que el personal del Hospital General se negó a recibir al hombre lesionado, pues argumentaba que el médico de guardia, por causas desconocidas, no se había presentado a laborar y no había un profesional de la salud que se asumiera como responsable, además que no contaban con insumos médicos.

Los socorristas de la Cruz Rojas lamentaron la situación y externaron que su paciente se encontraba en estado grave y que de no ser recibido, éste podría caer en un paro cardiorespiratorio y perder la vida a bordo de la ambulancia.

El hospital sugería que el lesionado fuera trasladado a una clínica privada, pero los paramédicos decían que no podían localizar a algún familiar o amigo de la víctima, por lo tanto, un sanatorio particular no la recibiría sin que alguien se hiciera responsable.

Minutos más tarde, vía telefónica finalmente fue localizado un amigo del accidentado y casi una hora después lo trasladaron a una clínica privada para que recibiera atención médica.