Establecen dos hipótesis a investigar por bebé robado en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Establecen dos hipótesis a investigar por bebé robado en Oaxaca

Podría tratarse de un acto delictivo planeado en particular o de un caso de trata de personas


  • Establecen dos hipótesis a investigar por bebé robado en Oaxaca
  • Establecen dos hipótesis a investigar por bebé robado en Oaxaca
Las implicadas fueron llevadas ante el Ministerio Público.

Dos líneas de investigación persigue la Fiscalía General del Estado en torno a la sustracción de un recién nacido ocurrida el pasado lunes en el Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso.

En conferencia de prensa, el fiscal y el coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), dieron a conocer además que fueron puestos a disposición del Ministerio Público, dos mujeres como sospechosas de la sustracción del pequeño.

Se trata de Verónica y Abigail, a quienes arrestaron durante el operativo de búsqueda por el sector de Santa Lucía del Camino. Las autoridades presumen que podría tratarse de un acto delictivo planeado por estas personas muy en lo particular, aunque no descartan que se trate también de un asunto de trata de personas.

Indicaron también que se investiga la probable complicidad de personal del citado hospital, por ello la investigación permanece abierta. El pasado lunes, a las 05:59 horas, la subdirectora de supervisión del turno nocturno del hospital civil alertó qué una mujer con una bata colgada al hombro ingresó a la cama 302, donde se encontraba Itzel, quien dio a luz el pasado sábado 16 del mes y año en curso y sustrajo al bebé.

Esto se descubrió cuando la supuesta enfermera manifestó a la señora que llevaría a su hijo a la prueba del tamiz, sin embargo, nunca regresó. Casi 20 minutos después, Itzel preguntó a una enfermera sobre el paradero de su hijo, preguntó que, a qué hora se lo regresaban, pues ya había pasado mucho tiempo.

Esto causó extrañeza a la enfermera, quien al preguntarle lo sucedido, se enteró que una persona ajena había tomado al niño, pues a esa hora no había quien realizara estudios como el tamiz.
En ese momento se dio la alerta y se ordenó que toda persona saliera del nosocomio, asimismo, cerraran las puertas.

Mientras, la supuesta enfermera, en el transcurso del viaje en taxi, platicó con el ruletero, a quien le indicó que su hijo presentaba fiebre y que por ello lo llevaría a casa.

Por un momento, el taxista lo tomó por alto, nada relevante, una clienta ordinaria, lo del diario; sin embargo, minutos después, luego de dejar a la señora en el sitio indicado y al escuchar el noticiero, se enteró que habían sustraído a un niño del Hospital Civil.

El ruletero por un momento dudó que su pasajera hubiese sido, no obstante, la plática y por la forma en que se dieron las cosas, apuntaba a que su pasaje era la presunta responsable.
De inmediato, el taxista se comunicó con un conocido locutor de una estación de radio, a quien le platicó lo sucedido.

El comunicador, al saber que la información era de suma importancia para la captura de la presunta responsable y la recuperación del menor, este hizo una llamada directa al Coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

En ese momento se montó un operativo en inmediaciones de dicha colonia, calle por calle buscaron, asimismo, los agentes ingresaron a la vecindad donde supuestamente fue dejada la enfermera.

El operativo montado por la AEI y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) rindió frutos, pues policías notaron que sobre la ribera del río Salado cerca del puente que comunica a el fraccionamiento El Rosario, caminaban tres mujeres, una de ellas, cargaba a un recién nacido.

Supuestamente las mujeres se mostraron nerviosas, una de ellas dijo ser madre del infante, mismo que aseguró, había nacido en el transcurso de la madrugada.

La otra mujer, quien cargaba al menor, dijo ser tía del mismo; mientras que la otra, de nombre Abigail, dijo ser amiga de la mamá, a quien llevaría a su casa, situada a unos metros.

A pesar de lo dicho, los policías trasladaron a las mujeres hacia el Hospital Civil, Verónica, su hermana y el recién nacido, fueron ingresados al nosocomio. En un principio el niño sería mostrado al ama de casa Itzel, pero se dieron indicaciones por medio de un psicólogo y de la misma Fiscalía que no sería apto para la mamá, pues se encontraba en un estado inconveniente, por ello solamente le mostraron fotografías.

Afuera esperó el cuñado de Verónica, su mamá y su amiga Abigail, misma que estuvo resguardada por unos minutos por el encargado del departamento de personas no localizadas. En la puerta del área de urgencias e ingreso de ambulancias, se cerró al público, pero la calle estuvo abarrotada de familiares y amigos de los padres agraviados, con domicilio en el barrio San Juan Chapultepec, Centro Oaxaca.

Pasado el mediodía arribó Javier Jesús de La Fuente González, director del Instituto de Servicios Periciales, así como peritos para tomar pruebas de sangre tanto a los padres, como a la indiciada y al recién nacido, esto con la finalidad de realizar una prueba de ácido desoxirribonucleico (ADN), cuyos resultados fueron confirmados ayer en la mañana.

Durante ese tiempo, agentes estatales entrevistaron a Verónica, con domicilio en la colonia Monte Albán, quien aseguró que ella había dado a luz en una clínica particular, ubicada en San Martín Mexicápam.
Sin embargo, al paso de los minutos supuestamente Verónica, quien cuenta con antecedentes penales por el delito de lesiones en agosto de 2012, cayó en contradicciones.

Es por ello que supuestamente se realizó una revisión en su vivienda, sitio donde hallaron una bolsa con una bata color blanco, así como otros indicios, que posiblemente la incriminen con la sustracción del recién nacido.

A pesar de ello, elementos de la AEI continúan con las indagatorias, en tanto que Verónica, su hermana y su amiga Abigail, fueron trasladadas ante un representante social, quien en las próximas horas determinará su situación jurídica.