“Me vendieron por una botella de mezcal, cuando tenía 10 años” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

“Me vendieron por una botella de mezcal, cuando tenía 10 años”

“No hija, regrésate con él… él verá si te mata o te tiene bien”. -Respondió su papá, cuando Irma le pidió ayuda


“Me vendieron por una botella de mezcal, cuando tenía 10 años” | El Imparcial de Oaxaca

Irma Ríos relata que un 5 de febrero de 1991, un individuo que le doblaba hizo la negoción más terrible de su vida:  Ya que convenció a su papá de casarse con ella a cambio de una botella de mezcal.

“Fue donde mi papá me dijo: ¿Sabes qué? ¡Te vas con él!Pero yo no me quería ir porque tenía 10 años”-Relató la victima.

Tiempo después tuvo tres hijos con él en el Municipio de San Antonio de la Cal en Oaxaca, también señaló que su concuvino le propinaba serias golpízas.

“Ya me tienes hasta la madre que llego y estás con esa p*nche muñeca y no sé qué. Pues me arrebata la muñeca y la ropita que le había hecho y que va y me la echa en el comal de su mamá”

“Llegaba y me tiraba a la cama, me violaba una y otra vez”

Un día, Irma fue a pedirle ayuda a su papá, pensando que el hombre que había sido pieza clave en su creación, la iba a proteger, como normalmente cualquier padre lo haría. Sin embargo, este la dejó a la deriva y le negó su apoyo, justificandóse que ya había negociado con dicho sujeto.

“Papá, ayúdeme ya no quiero estar con él, me pega mucho. Y qué agarra y que me dice: no hija, regrésate con él, él verá si te mata o te tiene bien, porque yo ya te dí con él”

“Nos cortan nuestras alas, nuestra niñez, nos cortan todo”

El pasado 1ro. de noviembre Ignacio N. nuevamente la maltrató fisicamente. Sin embargo, Irma decidió ya no aguantar más, alzar la voz y recurrir a las autoridades, para interponer una denuncia en contra de su esposo, quien ya se encuentra tras las rejas.

“Quiero ser feliz y quiero ser libre, aunque sea otros años que Dios me dé de vida, pero quiero ser feliz sin violencia “