Condenan a cadena perpetua a mujer por secuestrar y matar a su amante
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Condenan a cadena perpetua a mujer por secuestrar y matar a su amante

Maricel Paula asesinó a Juan Carlos, con quien mantenía una relación extramarital

Condenan a cadena perpetua a mujer por secuestrar y matar a su amante | El Imparcial de Oaxaca

Maricel Paula Angiolini, de 45 años de edad, fue condenada a cadena perpetua por secuestrar, drogar y matar a su amante, un camionero llamado Juan Carlos Romero, a finales del 2017.

La justicia argentina decidió aplicarle la pena máxima por el delito de “privación ilegítima de libertad y homicidio calificado por el vínculo”.

Durante el juicio se dieron a conocer los detalles del caso. Maricel y Juan tuvieron una relación de varios meses hace tres años, a pesar de que él estaba casado.

De acuerdo con los testigos en varias ocasiones Juan intentó terminar su relación con ella, pero no lo hacía por miedo a sus amenazas, informó Biobiochile.

Uno de los amigos de la víctima detalló que Maricel drogó con calmantes a Juan en algunas ocasiones para que no pudiera llegar a su casa.

Juan despareció el 25 de noviembre del 2017. Días después su familia pidió apoyo a la policía, ya que siempre se mantenía en contacto con ellos a través de mensajes de WhatsApp.

Un día las sospechas de que algo le había pasado aumentaron cuando desde el celular de Juan salió un mensaje que decía: “Mongui’, no me molestes más porque yo no tengo nada con vos. A la única que quiero es la ‘Mari”.

Tras una larga investigación, las autoridades locales encontraron en diciembre de ese año el cuerpo de Juan dentro de un pozo de agua, ubicado en el domicilio de la agresora.

Marciel confesó que mantuvo a Juan dopado por tres semanas y lo tuvo encerrado en una habitación de su casa. Sin embargo, él pudo escapar y contarle a conocidos lo que estaba pasando.

No obstante, ella lo encontró después y lo mató con un arma blanca.

Las autoridades pudieron comprobar que la mujer utilizó recetas falsas en farmacias para adquirir fármacos calmantes e incluso pidió asistencia de enfermeros para que le pusieran suero a su amante.