Desastre y desolación en la Central de Abasto de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Desastre y desolación en la Central de Abasto de Oaxaca

Considerada como la peor tragedia en toda la historia del Mercado de Abasto “Margarita Maza de Juárez”, este miércoles un voraz incendio consumió decenas de locales en la Zona de Tianguis.

Desastre y desolación en la Central de Abasto de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El llamado de auxilio por parte de los comerciantes se reportó alrededor de las 8:30 horas en los servicios de emergencia e inmediatamente acudieron los elementos de las diferentes corporaciones.

“Por favor ayúdenme compañeros, mi puesto se está quemando”, fue el grito de una de las afectadas al solicitar el apoyo de los locatarios, pero el fuego se propagó rápidamente por otros locales.

El fuego se salió de control al llegar a las casetas donde expenden productos de carrizo y palma, posteriormente avanzó hasta la zona de comedores. “Ya valió madres, ya vámonos, no hay nada qué hacer”, fueron las palabras de algunos locatarios que vieron sus comercios devorados por el fuerte incendio.

Desesperados otros intentaron sacar sus productos de las casetas que aún no habían sido alcanzados por las llamas, en algunos casos todo fue en vano, el fuego nuevamente se expandió y consumió la mercancía.

La gran cantidad de puestos y el reducido espacio en los pasillos del mercado, dificultó el ingreso de los elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos, quienes con mangueras y extintores combatieron el incendio.

Lo mismo, se sumaron comerciantes de otras zonas, voluntarios, así como elementos de la Policía Municipal, Estatal y de Protección Civil, quienes por momentos se vieron rebasados por la emergencia.

Con mucha tristeza e impotencia, los locatarios afectados imploraron un milagro para poder sofocar el fuego. “Es una herencia de mis padres, todo se perdió, no es posible que nos pase esto”, lamentaron los que vieron perdido sus patrimonios.

 En medio del fuego se escucharon explosiones y cortos circuitos que generó pánico entre los combatientes. “Por favor desalojen la zona ya llegó en la zona donde hay tanques de gas”, exhortaron los servicios de emergencia.

La desesperación por salvar un poco de sus mercancías generó que los comerciantes se negaran abandonar la zona de riesgo, la gran mayoría continuó combatiendo con cubetas y mangueras el voraz incendio.

No faltaron quienes aprovecharon la confusión que generó esta tragedia y aprovecharon para robar los productos que habían sido rescatados por los propietarios.

50 AÑOS DE HISTORIA

En los escritos heredados por el maestro Miguel ángel Chávez Romero, destacan que el Mercado de Abasto “Margarita Maza de Juárez”, fue edificado entre los años 1970 por el Gobernador Víctor Bravo Ahuja, cuando decidió apuntalar el Estado de Oaxaca como una zona turística. Con ello también se inició con la rehabilitación del Periférico, la construcción de la Terminal de Segunda Clase y el Auditorio Guelaguetza.

Al dejar la gubernatura, las obras las retomó su sucesor, Fernando Gómez Sandoval y fue en 1974 cuando se concluyeron estos proyectos, entre ellos lo que hoy se conoce como la Central de Abasto.

Los primeros comerciantes que se instalaron fueron los que expendían sus productos en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, pero con el paso del tiempo fue invadido por el comercio informal.

El área incendiada de la Zona de Tianguis, alberga alrededor de 2 mil 500 locales, de las más de 17 mil que convergen en el mercado más grande de Oaxaca.

Datos de las autoridades municipales, señalan que diariamente en esta zona comercial arriban 20 mil usuarios y más de 15 mil que realizan su tránsito hacia las zonas aledañas. 

Hasta el cierre de esta edición, a las 23:30 horas, los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), así como bomberos de los municipios conurbados se sumaron al combate del incendio que generó una enorme devastación.

 

 

Relacionadas: