Por estupro tres años en prisión en Tlacolula de Matamoros | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Por estupro tres años en prisión en Tlacolula de Matamoros

El sentenciado deberá pagar la cantidad de 30 mil 550 pesos por reparación del daño y una multa por la cantidad de 10 mil 894 pesos, además tiene derecho de gozar el beneficio de su libertad bajo caución por lo que deberá pagar la cantidad de 3 mil pesos o cumplir la condena de tres años en prisión.


Por estupro tres años en prisión en Tlacolula de Matamoros | El Imparcial de Oaxaca

El juez mixto de primera instancia de Tlacolula condenó a tres años de prisión a Jorge L. M. al ser encontrado responsable del delito de estupro, cometido en agravio de una menor de edad, los hechos que se cometieron en Tlacolula de Matamoros.

El sentenciado deberá pagar la cantidad de 30 mil 550 pesos por reparación del daño y una multa por la cantidad de 10 mil 894 pesos, además tiene derecho de gozar el beneficio de su libertad bajo caución por lo que deberá pagar la cantidad de 3 mil pesos o cumplir la condena de tres años en prisión.

Dentro del expediente penal 150/2010 existe la denuncia de la ofendida que presentó ante el Ministerio Público de Tlacolula, en la que se señala que en el mes de enero del 2009 inicio a trabajar en la tienda denominada Modas Abril, ubicado en avenida Juárez de Tlacolula de Matamoros, lugar en donde el sentenciado la frecuentaba diario en su trabajo de 6 a 9 de la noche.

De acuerdo con la víctima el 4 de febrero del 2009, el ahora sentenciado le dijo que desde que la vio le había gustado y que sabía que era la mujer de su vida, que le gustaría mucho que fuera su novia para empezar una relación formal, aceptando ella la propuesta.

Al pasar los días Jorge conoció a la tía de la ofendida, a quien le dijo que ya estaba ahorrando para casarse con sobrina y que faltaba poco para ir a pedir su mano.

A finales de septiembre del 2009 le dijo que ya había ahorrado lo suficientes para ir a pedir su mano, fue el 17 de octubre del 2009 que Jorge pasó al trabajo de la víctima y le dijo que era el día indicado para pedir su mano y fijar la fecha para el matrimonio.

La ofendida les pidió permiso a sus jefes salir a las 15:00 horas, el sentenciado le dijo que iba contratar un cuarto sobre la avenida Juárez de Tlacolula para vivir, mismo que ya estaba a condicionando y que sus padres le dieron permiso para casarse.

Además Jorge le dijo que fueran a su casa para ir por sus padres y dirigirse a su domicilio de ella a pedirla, al llegar al domicilio de Jorge el cual se ubica sobre la calle Doctor León Bello, la víctima se percató que no había nadie pero el acusado le argumentó que sus padres habían salido a comprar algo.

Al estar esperando a los padres de su novio éste le dijo que lo acompañara a su cuarto y que se sentara en la cama, en lo que buscaba el supuesto anillo para la boda.

Posteriormente este se sentó junto a ella y comenzó a besarla y a tocarle sus pochos y glúteos, luego le fue quitando la ropa y tuvieron relaciones, de acuerdo a la víctima era la primera vez que lo hacía.

Él le dijo que no se preocupara que él estaría siempre con ella, ya que ella sería su esposa, una vez concluido el acto el hombre le dijo que se vistiera para seguir esperando a sus padres, pero nunca llegaron y la llevó a su casa.

Al día siguiente de lo sucedido ya víctima no volvió a ver a Jorge y no le contestaba el teléfono y al salir embarazada lo buscó para decirle que estaba esperando un hijo de él, pero el sentenciado le dijo que ese no era su problema y que hiciera lo que quisiera, pero ese hijo no era de él.

Ante tales hechos la ofendida decidió denunciarlo penalmente por el delito de estupro y al librarse la orden de aprehensión fue detenido el 25 de noviembre del 2010 y el 27 de noviembre de ese mismo año el juez lo dejó en libertad, por que la averiguación no fue integrada bien.

Fue en el 6 de octubre del 2011, cuando el sujeto de nueva cuenta fue detenido de por el delito antes citado y el 12 de octubre del 2011 le fue dictado formal prisión pero éste alcanzó el beneficio ya que el delito no es grave.

Ante un largo proceso penal fue sentenciado a tres años de prisión, pero si no quiere estar preso deberá pagar la cantidad de 3 mil pesos, una multa y la reparación del daño.


 

Relacionadas: