Sentencia a tortillera por golpear con un garrote a madre e hija
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sentencia a tortillera por golpear con un garrote a madre e hija

El juez resuelve que debe pasar casi seis meses en la cárcel a menos que pague por sustitución de la pena

Sentencia a tortillera por golpear con un garrote a madre e hija | El Imparcial de Oaxaca

Rosalía Genoveva fue sentenciada por el juez cuarto penal a cinco meses, 28 días por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de lesiones calificadas con ventaja en agravio de Fernanda y su hija Tania Fernanda, de 1 año de edad.

Además, fue condenada al pago de tres mil 268.20 pesos por reparación del daño a favor de la señora Fernanda, pues tardó 28 días en sanar; así como el pago de 544.70 por el pago de la reparación del daño a favor de la menor Tania que se repuso en 10 días.

De igual manera fue condenada al pago de 272.35 pesos por multa.

Sin embargo, el juez le concedió el pago de tres mil 758.43 pesos por la sustitución de la pena o al pago de dos mil pesos por la condena condicional.

En el expediente penal 30/2016 se establece que el 13 de octubre de 2010, la señora Fernanda salió de su domicilio ubicado en la colonia Santa Catarina Montaño perteneciente a Santa María Atzompa y junto con su hija Tania, de un año, caminó en la calle Porfirio Díaz, pues iba apresurada a misa de las siete de la noche.

Repentinamente vio que Rosalía Genoveva caminaba con un garrote en la mano derecha y arreaba a su ganado caprino.

En el momento que estuvo cerca de ella, la señora Fernanda sintió un fuerte golpe en la espalda.

Esto provocó que cayera de frente y su hija, a quien cargaba en brazos, se golpeara con el piso la cabeza y se le saliera el aire, asimismo, ella presentó otras lesiones.

La agraviada mencionó que su vecina Rosalía Genoveva comenzó a reírse, pero ella ante el temor de recibir otro golpe decidió levantar a su hija y correr con dirección a la agencia Municipal, posteriormente por las lesiones sufridas optó por llevar a su hija a un médico de la Cruz Roja.

Tras la agresión, Fernanda decidió denunciar en caso ante un agente del Ministerio Público.

Consignada la averiguación previa, el juez cuarto penal libró la orden de aprehensión, misma que fue cumplida por elementos de la agencia estatal de investigaciones el 5 de marzo de 2011.
Días después, la inculpada, de 43 años de ocupación tortillera y cuidadora de animales, salió bajo fianza, pero quedó sujeta a un proceso penal.

Luego de un largo proceso, el juez cerró instrucción, el agente del Ministerio Público formuló conclusiones y se llevó al cabo la audiencia final.

Ayer, el juez cuarto resolvió y condenó a Rosalía Genoveva a 5 meses, 28 días en prisión.