Desarticulan banda de secuestradores que cortaba dedos a víctimas muertas para pedir rescate
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Desarticulan banda de secuestradores que cortaba dedos a víctimas muertas para pedir rescate

La banda de secuestradores asesinaba a sus víctimas antes de pedir una recompensa económica

Desarticulan banda de secuestradores que cortaba dedos a víctimas muertas para pedir rescate | El Imparcial de Oaxaca

Puebla.- Las autoridades desarticularon en Puebla una banda de secuestradores que operaba de una forma atroz, la banda, conformada por seis miembros, asesinaba a sus víctimas y hacía creer a los familiares que seguían vivas para solicitar una recompensa económica.

La banda secuestró al menos a ocho personas, y en ninguno de los ocho casos las personas plagiadas volvieron a ser vistas con vida. La célula delictiva operaba en Ciudad Serdán y estaban liderados por un ex director de Seguridad Pública de Puebla, entre sus miembros también se encontraban un expolicía y una edecán, misma que se prestaba para ‘enganchar’ a las víctimas.

Los primeros cuatro secuestros tuvieron como víctimas a hombres de edad avanzada que fueron abducidos con violencia, en estos casos se exigió un rescate de 2 millones de pesos (100.000 dólares). Solo dos de las familias lograron reunir medio millón de pesos cada una.

El resto de las víctimas eran hombres de entre 24 y 47 años que fueron invitados a una cita por la edecán Jazmín N., de 24 años, lugar donde los abducirían. En estos casos se pidieron 5 millones de pesos (250.000 dólares) pero solo se hizo la entrega de 400.000 pesos por parte de dos familias.

Sin embargo, en ninguno de los casos los familiares volvieron a ver con vida a sus seres queridos, pues según informó la Fiscalía, todos los secuestrados fueron asesinados antes de que se pidiera el rescate. A dos de las víctimas le cortaron los dedos y los enviaron a las familias como prueba de vida, sin embargo, especialistas forenses concluyeron que los dedos fueron mutilados ‘post mortem’.

La policía logró identificar a los agresores a través de una investigación que involucró la intercepción de 35 líneas telefónicas. Fue el 12 de octubre cuando la agentes de la Fiscalía General del Estado y la Policía Federal realizaron un operativo en el que detuvieron a los seis integrantes de la banda.

 

Relacionadas: