Lo dejan sin un peso en una casa de citas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Lo dejan sin un peso en una casa de citas

No se dio cuenta cuándo le sacaron los billetes


Lo dejan sin un peso en una casa de citas | El Imparcial de Oaxaca

David Estrada/Igavec

Huajuapan de León, Oax.- A cambio de unas caricias, un hombre terminó perdiendo todo su dinero tras solicitar los servicios de una mujer en una casa de citas.

A las 11:40 horas, la radioperadora instalada en el palacio municipal alertó a los policías en turno sobre un robo en la calle Reforma, esquina con Madero, en el centro de esta ciudad.

Policías que realizaban recorridos a bordo de la motopatrulla 41 fueron abordados por el señor Ranulfo, de 83 años de edad, vecino del municipio mixteco de San Marcos Arteaga.

El particular denunció que momentos antes solicitó los servicios sexuales a una mujer que dijo llamarse Teresa, a la que le calcula 40 años de edad, quien lo llevó a un domicilio en la zona que funciona como casa de citas.

Luego de un momento de placer y de despedirse de la señora, se percató que los mil 200 pesos que cargaba en su cartera habían desaparecido, por lo que regresó al lugar para tratar de localizar a la vendedora de caricias, la cual vestía pantalón color azul y una blusa color blanco o amarilla.

Sin embargo, dijo que nadie le dio razón sobre el paradero de la presunta ladrona, por lo que decidió solicitar el apoyo de la autoridad municipal.

Los representantes de la ley dieron rondines de búsqueda por la cuadra, pero no lograron dar con el paradero de la señora.

Asimismo, recomendaron al agraviado acudir a la Vicefiscalía de Justicia en la Mixteca para interponer una denuncia que ayude a iniciar las investigaciones para determinar responsabilidades.

La falta de una legislación y la poca atención de las autoridades origina que prostíbulos, casas de citas y hoteles donde mujeres ejercen el oficio más antiguo del mundo, operen con total libertad, sin una regulación en materia de protección civil, fiscal y principalmente de salud.

Dichas condiciones permiten el surgimiento de grupos delictivos que trafican con personas y fomentan la explotación sexual de menores de edad. En la mayoría de los casos, los funcionarios de gobierno y corporaciones de seguridad saben en qué lugares se ejerce la prostitución.