Procesado por tráfico de plazas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Procesado por tráfico de plazas en Oaxaca

Rogelio Francisco fue notificado por el juez primero penal del auto de formal prisión en su contra por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de tráfico de plazas…


Procesado por tráfico de plazas en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Rogelio Francisco fue notificado por el juez primero penal del auto de formal prisión en su contra por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de tráfico de plazas en perjuicio patrimonial del señor Pedro.
Debido a que en la ampliación del término constitucional el indiciado no aportó elementos suficientes para comprobar su inocencia, el Juez resolvió que tendrá que enfrentar un proceso penal.
En el expediente penal 164/2017 se establece que el 20 de febrero de 2015 Rogelio Francisco le ofreció en venta una plaza de base al agraviado esto con la finalidad de que entrara a laborar al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.
El indiciado supuestamente le dijo que la base era segura y que laboraría como empleado administrativo de una escuela secundaria técnica, pero que le costaría 100 mil pesos.
Al verse interesado, pues quería un trabajo seguro para su hija, el agraviado ese mismo día le entregó 15 mil pesos.
Según, Rogelio Francisco que con ese dinero avanzaría con los trámites para su ingreso, asimismo le solicitó una serie de documentos.
El 26 de febrero, el agraviado le entregó 28 mil pesos; asimismo, le realizó dos depósitos a una cuenta de Acreimex, uno por 15 mil y otro por dos mil pesos, lo que en su totalidad cubrió los 100 mil pesos por la plaza.
Posteriormente, el imputado le entregó un oficio al agraviado, con la finalidad de que siguiera con el trámite de contratación en las oficinas del IEEPO.
Sin embargo, al estar con los empleados de dicho instituto, estos le hicieron saber, tanto al agraviado como a su hija que, el documento es apócrifo, además de que no conocían al inculpado.
Debido a esta situación, el perjudicado se presentó ante un agente del Ministerio Público y denunció el caso.
Consignada la averiguación previa, el Juez Primero Penal libró la respectiva orden de aprehensión, es por ello que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) lograron la detención de Rogelio Francisco en el momento que caminaba sobre la calle de camino al IEBO, en Santa Gertrudis, Zimatlán de Álvarez, Oaxaca.
Posteriormente el indiciado quedó a disposición del juez que lo requirió.