Tras 12 días a la deriva, rescatan a los pescadores desaparecidos de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Tras 12 días a la deriva, rescatan a los pescadores desaparecidos de Oaxaca

Tres minutos bastaron para que la embarcación Virgo se inundara frente a las costas de Puerto Escondido; tras una búsqueda incansable, los tiburoneros pudieron abrazar a su familia


Tras 12 días a  la deriva, rescatan a los pescadores desaparecidos de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Finalmente, la noche del pasado jueves tocaron tierra los pescadores Isael Morales Ramírez, Wilfrido Morales Escobar y Adolfo Ángel Chapol Cosme, quienes permanecieron 12 días a la deriva después de salir a la pesca de tiburón desde el pasado 6 de enero de la playa Carrizalillo en Puerto Escondido.

Los pescadores que se hicieron a la mar precisamente el Día de Reyes. Antes de hacerse a la mar todavía partieron la rosca y luego salieron a pescar con dirección a Huatulco, informó en su momento Isael Morales la noche de su llegada a Santa Cruz Huatulco.

Frente a Huatulco, a unas cinco millas náuticas aproximadamente, se encontraban hasta el día sábado que partieron. Al alcanzar esa distancia mar adentro, frente a Puerto Escondido, viraron 90 grados con dirección a Santa Cruz Huatulco.

Reporte de los desaparecidos

El pasado miércoles, el presidente de la Cooperativa La Cruz del Sur, Erick Pinacho, dueño de la embarcación Virgo se presentó ante la Capitanía de Puerto de Puerto Escondido y reportó de manera legal la desaparición de tres pescadores, integrantes de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Palangreros de la Cruz.

El denunciante explicó que los pescadores salieron a las dos de la tarde del sábado 6 de enero y que tenían que regresar el día lunes 8.

Los desaparecidos zarparon a las 14 horas desde la playa Manzanillo en la embarcación Virgo, una lancha blanca con franja azul.

La lancha llevaba dos motores Yamaha, uno de 60 caballos de fuerza y otro de 75 y el rumbo que llevaban era a 90 grados para la pesca del tiburón a unas cinco millas al sur y continuar hacia Santa Cruz Huatulco.
Los pescadores contaban con una brújula, ocho bidones de gasolina y víveres para tres días de pesca.

Varios días de búsqueda

Cabe mencionar que los pescadores fueron buscados durante varios días por medio de aeronaves, embarcaciones menores y de la Armada de México.

Durante dos días, pescadores de Puerto Escondidos suspendieron la búsqueda debido a que fueron informados por Esteban Vásquez Hernández, delegado de Protección Civil en Puerto Escondido, que el pasado jueves 11 de enero ya habían sido ubicados y rescatados por la Marina,

Días anteriores, una avioneta propiedad del gobierno estatal y embarcaciones de pescadores realizaban la búsqueda en el litoral oaxaqueño; mientras tanto, embarcaciones de la Marina – Armada de México realizaban lo propio mar adentro.

Los pescadores fueron reportados como desaparecidos la mañana del miércoles 10 de enero en la Capitanía de Puerto de Puerto Escondido y al siguiente día, una aeronave hizo el avistamiento de la embarcación Virgo.

Participación activa en la búsqueda

Personal de Protección Civil del estado realizó el rastreo vía aérea con una avioneta Turbo Comander, en la que junto con familiares de los desaparecidos sobrevolaron el área hasta el Golfo de Tehuantepec para localizar a los pescadores.

A la búsqueda se sumaban elementos de Marina y de Protección Civil del Estado; pescadores de Puerto Escondido y otras embarcaciones de Puerto Ángel y Huatulco se sumaron para rastrear las diferentes zonas y dar con la ubicación de la embarcación extraviada.

El avistamiento

Tras ser rescatados, los pescadores contaron que la misma noche que salieron tuvieron complicaciones y se vieron más tarde a unas 100 millas de distancia de la Costa; durante la semana pasada fueron avistados por al menos tres aeronaves; dos de esas ocasiones, aviones de la Armada de México los avistaron en altamar y tuvieron contacto no sólo visual con ellos, sino comunicación a través de papeles que les arrojaron con mensajes que les decían que eran personal de la Secretaría de Marina – Armada de México y los buscaban.

También se les arrojó botellones de agua, pero debido a la altura de vuelo, con el impacto con el mar se rompían los botes y no pudieron aprovechar el agua que les enviaban; únicamente unos sándwiches que pudieron rescatar y se los comieron con agua salada, ya que se mojaron a su caída, lo que para ellos era una bendición del cielo, porque les llegaba algo de comida.

“Nadie se va a mover…”

Tuvieron que sobrevivir mientras estuvieron a la deriva bebiendo sangre de animales, de patos que se acercaban a la embarcación Virgo; además de sangre de al menos cuatro tortugas que tuvieron que sacrificar para aprovechar su sangre.

El problema que los mantuvo a la deriva inició el sábado por la noche. Se quedaron sin alimentación debido a que en menos de tres minutos se les inundó totalmente la embarcación y no pudieron aprovechar lo que llevaban. Se vieron obligados a desprenderse del peso que transportaban en la Virgo.

Los ocho bidones de gasolina, la hielera, sus pertenencias, la comida, implementos de pesca y todo lo que llevaban consigo lo arrojaron para disminuir el peso y que la embarcación se mantuviera a flote. Sólo así podrían sobrevivir con esas condiciones en el mar.

Cuando eso pasaba, Isael alertaba a sus compañeros de pesca, “nadie se va a mover, nadie se va a correr”, mientras la lancha se llenaba de agua.

“Tres veces vimos la aeronave”

“Efectivamente sí nos localizaron vía aérea, sin embargo, las aeronaves enviaban las coordenadas al personal de la patrulla marítima que se acercaba al área en donde nos habían avistado, pero las fuertes corrientes que hay allá, a 100 millas, nos arrastraba cada vez más y más, por lo que no pudieron rescatarnos”, comentó Isael Morales Ramírez.

Hasta el pasado miércoles a mediodía fueron rescatados. Los pescadores ya se encontraban a 208 millas náuticas mar adentro, cuando fueron a pescar a unas cinco millas frente a Santa Cruz Huatulco.

El miércoles por la noche la Semar logró la ubicación de la embarcación Virgo, con los tres pescadores de Puerto Escondido a unas 148 millas náuticas mar a dentro de Acapulco, Guerrero y que el rescate lo realizó la Patrulla Oceánica ARM Romero.

En el comunicado, la Marina informa que una aeronave naval logró localizar a la embarcación Virgo con sus tres tripulantes a bordo, a quienes de manera inmediata les proporcionó agua y alimento en lo que las condiciones meteorológicas permitían el rescate a través de una unidad de superficie.

Júbilo y felicidad

Los pescadores fueron recibidos por sus familiares y amigos quienes viajaron desde Puerto Escondido al puerto de Santa Cruz Huatulco, mismos que con gran júbilo y felicidad vieron bajar de la Patrulla Marítima Mitla a los tiburoneros.

Aunque los pescadores fueron rescatados por la Patrulla ARM Romero y personal de Sanidad Naval de esa embarcación les dio los primeros auxilios, los hidrató y alimentó; por una cuestión mecánica, fueron trasladados al buque patrulla Mitla, que los arribó a tierra en el muelle de cruceros de Santa Cruz Huatulco.

Después de realizar trámites en la Capitanía de Puerto de Santa Cruz Huatulco en donde presentaron documentación de la embarcación y permisos de pesca, entre otros documentos; los tres pescadores, entre llanto de alegría y felicidad, más serenos, pudieron regresar a sus domicilios en Puerto Escondido.

Hermetismo en la Marina

A pesar del hermetismo mostrado por la Marina – Armada de México en el caso de los tres pescadores perdidos desde el 6 de enero que fueron rescatados el pasado miércoles en aguas del Pacífico, su llegada ocurrió la noche del jueves en el Muelle de Cruceros de Santa Cruz Huatulco.

De acuerdo a la Marina, en un comunicado emitido, informó del rescate de la embarcación Virgo con tres tripulantes a bordo, quienes se hicieron a la mar el pasado sábado 6 de enero para la pesca de tiburón y que quedaron a la deriva; además que desde el día 10 de este mes, con sus embarcaciones comenzaron con el protocolos de búsqueda y rescate teniendo éxito hasta la noche del miércoles.

Los pescadores Isael Morales Ramírez, Wilfrido Morales Escobar y Adolfo Ángel Chapol Cosme fueron entregados a sus familiares, quienes han vivido con desesperación dicha búsqueda por más de 12 días.