A prisión por matar a golpes a un mesero en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

A prisión por matar a golpes a un mesero en Oaxaca

Es acusado de matar a golpes a un mesero en el centro de la ciudad


A prisión por matar a golpes a un mesero en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Luis Enrique, fue notificado por personal actuante del juzgado quinto Penal, del auto de formal prisión en su contra por su probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio calificado con la agravante de alevosía y ventaja en agravio de Jorge, un mesero.

Debido a que durante la ampliación del término constitucional no pudo comprobar su inocencia, el juez valoró las pruebas y ordenó que enfrentara un proceso penal.

En el expediente penal 44/2017 se establece que el 28 de abril de 2015, una persona de nombre Wilber celebraría su cumpleaños en una vivienda donde antes funcionaba como bar, ubicada en prolongación de Arteaga, número 1105, centro Oaxaca.

Para ello, le solicitó a Jorge, mejor conocido como La Coquis le ayudara a limpiar dicho local, pues la fiesta comenzaría alrededor de las 16:00 horas.

En ese lapso arribó supuestamente Luis Enrique, en compañía de otras tres personas, pero alrededor de las 19:00 horas, ellos salieron, pues dijeron que: “tenían que realizar un asunto”.
Eran pasadas las 20:00 horas cuando Luis Enrique regresó a la fiesta y comenzó a platicar con Jorge.

Un testigo refiere que se dio cuenta que Luis Enrique comenzó a coquetear con Jorge, luego, ambos, comenzaron a bailar. En el baile, refirió el testigo, se dio cuenta que Luis Enrique comenzó a tocarle los glúteos.

Minutos después ambos salieron con dirección al sanitario, por lo que el testigo menciona, supuso que sostendrían relaciones sexuales, por ello los ignoraron.

Al paso del tiempo, dijo el testigo, comenzó a escuchar golpes y gritos, por ello al salir, se dio cuenta que Luis Enrique golpeaba despiadadamente a Jorge con un palo.

Luis Enrique permanecerá en prisión.

Debido a ello, el testigo le gritó a Luis Enrique que: “dejara de golpearlo”, pero Enrique le contestó que: “no se metiera, de lo contrario, también lo mataría”.

Asimismo, dijo que comenzó a gritarles de groserías y a decirles que: “eran unos sidosos”.

Ante tales amenazas, el testigo se encerró en la habitación donde disfrutaban de la fiesta y ya no salió.

Al siguiente día, alrededor de las siete de la mañana, arribó una persona del sexo femenino, quien le informó que cerca de los baños, se encontraba sin vida Jorge.

Ante lo ocurrido, el testigo dio aviso tanto a la policía como a la Cruz Roja.

Fue así como paramédicos de la benemérita institución confirmaron la muerte de Jorge, en tanto que elementos policiales acordonaron el sitio y pidieron la intervención de la autoridad Ministerial. Fue el representante social quien ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo al anfiteatro.

Realizada la necrocirugía, se estableció que el occiso murió a causa de traumatismo profundo de cráneo que provocó hematoma subdural en la región occipital y parietal.

En la identificación legal, se estableció que Jorge tenía su domicilio en Aguayo, perteneciente a Santa Cruz Xoxocotlán.

Del caso se dio inicio a una averiguación previa, por lo que, tras recibir testimoniales, se solicitó la respectiva orden de aprehensión.

Al declarar, dijo que no mató al mesero. “Soy inocente, yo no maté a esa persona, todo lo que se dijo ese día es mentira y las fotos del expediente me impresionaron”, declaró ante el juez, pero no aportó pruebas para sostener su dicho por lo que quedará preso hasta agotar el proceso.