Confirman prisión por secuestro agravado en perjuicio de Karen Trejo Triana
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Confirman prisión por secuestro agravado en perjuicio de Karen Trejo Triana

Ganó un amparo para presentar sus pruebas, pero el juez nuevamente decidió procesarlo al estar implicado en la desaparición de una profesionista

Confirman prisión por secuestro agravado en perjuicio de Karen Trejo Triana | El Imparcial de Oaxaca
El joven continúa el proceso en el que se le acusa de secuestrar y dar muerte a la profesionista.

El juez quinto Penal dictó en contra de Jesús Emmanuel Cruz un nuevo auto de formal prisión por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de secuestro agravado en perjuicio de la joven Karen Trejo Triana, quien fue vista por última vez el 13 de mayo de 2014, en el fraccionamiento Rinconadas Villas Xoxo; Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca.

Trascendió que esta nueva resolución, se debe a que, luego de que el Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Tercer Circuito, tras una revisión, confirmó el juicio de amparo del Juez Quinto de Distrito en el estado, en el que se dejó insubsistente el auto de formal prisión de fecha 21 de marzo de 2016, con la finalidad de que el juez quinto penal valorara las pruebas aportadas por el indiciado.

Es por ello que el juez quinto resolvió bajo los mismos términos y le dictó un nuevo auto de formal prisión.

Debido a que la víctima se encuentra como no localizada desde el 13 de mayo de 2014, la Procuraduría General de la República (PGR), en noviembre de 2016, contrató anuncios espectaculares para dar a conocer a la ciudadanía que se ofrece un millón 500 mil pesos por la localización de la joven Karen Trejo Triana, quien fue vista por última vez en el fraccionamiento Rinconadas Villas Xoxo; Santa Cruz Xoxocotlán; Oaxaca.

Jesús Emmanuel, de 24 años, es la única persona detenida con relación al caso, pues la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGE) lo señaló como probable responsable del delito de secuestro agravado en perjuicio de dicha mujer.

Actualmente, Jesús Emmanuel está preso al interior de la Penitenciaría Central del Estado, ubicada en Santa María Ixcotel; Santa Lucía del Camino; Oaxaca y enfrenta un proceso penal bajo el expediente penal 223/2016.

Hasta el momento, autoridades ministeriales desconocen el paradero de la mujer; por lo que se presumió, según una presunta confesión de Jesús Emmanuel rendida ante el Ministerio Público, Karen fue asfixiada y cuyo cuerpo fue guardado en una maleta, que posteriormente fue tirada en un camión de recolección de basura.

Secuestro y asesinato

Agentes estatales de investigaciones adscritos a la Unidad Policial Especializada en el Combate al Secuestro fueron los encargados de notificarle a Jesús Emmanuel la orden de aprehensión librada en el juzgado quinto Penal, dentro del expediente 223/2016.

En las indagatorias, la Fiscalía General del Estado por medio de la AEI, acusan a Jesús Emmanuel de que el 13 de mayo de 2014, abusando de la amistad y confianza de Karen, quien laboraba en la empresa Tecóatl Asesoría Ambiental y Soluciones Alternativas, SA de CV, la durmió con formol para exigir la suma de 700 mil pesos; sin embargo, decidió asfixiarla.

La desaparición

Karen supuestamente desapareció el 14 de mayo de 2014, ese mismo día, Eugenio, jefe de la mujer y propietario de la empresa Tecóatl, recibió un mensaje en el que le pedían 700 mil pesos por su rescate.

La joven profesionista, originaria de la Ciudad de México y egresada de Ingeniería Ambiental de la Universidad Autónoma Metropolitana de Azcapotzalco, tenía 33 años de edad.
Luego de buscar trabajo por medio de internet, consiguió uno en la región del Istmo de Oaxaca. Al paso del tiempo, comenzó a trabajar en la empresa Tecóatl.

Durante su desempeño laboral, ella rompió su relación de al menos ocho años con su entonces novio de nombre Óscar, con quien estaba comprometida, por lo que al paso del tiempo comenzó una relación con su jefe Eugenio.

Según testimoniales, la última vez que Eugenio se comunicó vía Whatsapp con Karen, fue la noche del 13 de mayo de 2014, a las 22:46 horas.

En el mensaje, ella le dijo, “que había llegado Ema para cenar”.

Él aseguró que le contestó, “que todo estaba bien y que entonces se veían mañana”.

Agregó Eugenio que Ema, era un amigo de Karen de nombre Jesús Emmanuel, quien tiene su domicilio en Esquipulas, Xoxocotlán, mismo que laboró aproximadamente un año en su empresa, pero por cuestiones de crisis financiera prescindieron de sus servicios.

El 14 de mayo de 2014, a las 7:57 horas, le mandó un mensaje a Karen y le contestaron que: “se le había hecho tarde y que necesitaba ir al banco”.

Dijo Eugenio que, desde las 9:47 horas, llamó vía telefónica a Karen, pero la llamada no entraba, pasado el mediodía, él recibió un mensaje por medio de Whatsapp: “Tenemos a su vieja, esto es serio, no hagas alborotos ni pendejadas, queremos setecientos mil pesos y que lo lleve a una estación de autobús ubicada en Mier y Terán y Mina, en una corrida que sale a las 4:45 am y que ponga el dinero en una caja de huevo y le ponga fruta encima, marcándola con Z10, y que le de 200 pesos al chofer y que le diga que la recogen en el camino”.

Refirió que en ese mensaje le notificaban que, “a las 14:00 horas le van a decir dónde estaba su vieja, además que hiciera las cosas, porque si no le iban armar una desgracia”.
A partir de ese momento, Eugenio dio aviso a la madre de Karen, así como a sus familiares y les contó lo sucedido.

La búsqueda

Al no saber nada de Karen, los papás de ésta, se trasladaron a la capital oaxaqueña para denunciar su desaparición y se quedaron en la ciudad, esperanzados en recuperarla.

A partir de esa fecha echaron mano de todos los recursos para encontrarla. Difundieron la imagen de la profesionista e información en redes sociales y en medios de comunicación.

Sin embargo, nadie dio información confiable que llevara a localizarla; fueron los propios familiares y amigos quienes iniciaron una campaña intensiva para pedir ayuda a la sociedad

La PGR había ofrecido un millón y medio de pesos por informes sobre la localización de la joven.

Denuncian omisión

Casi siete meses después, sin saber de ningún resultado, los padres de Karen denunciaron a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de negarse a investigar lo sucedido.
Incluso, los padres de la agraviada señalaron que personal de la Procuraduría le aconsejó que mejor se volviera a la Ciudad de México, de donde es originaria. Además, dicho personal se comprometió a tenerlos informados de cualquier avance, pero nunca les llamaron.

Don Agustín, padre de la joven, destacó que su hija trabajaba en la empresa Tecóatl, Asesoría Ambiental y Soluciones Alternativas, SA de CV, cuando desapareció.

Tecóatl se dedica a dar los permisos a diferentes empresas, autorizaciones de impacto ambiental y en el Istmo a empresas eólicas. Karen trabajó casi año y medio en esta compañía y tenía cuatro meses de mudarse a Oaxaca cuando desapareció.

Familia investiga

El papá de Karen decidió investigar por su cuenta. Al platicar con amigas de su hija, se enteró que ésta y Eugenio sostenían una relación sentimental.
Cuando Karen desapareció, uno de los exempleados de la empresa, Jesús Emmanuel, llegó a visitarla.

Los vecinos le informaron que dos jóvenes estuvieron preguntando como a las 1:00 horas por la profesionista.

Desesperados, los familiares acudieron con videntes, quienes aseguraban que Karen estaba viva.

Manejaba auto robado

A Jesús Emmanuel lo capturó la Agencia Estatal de Investigaciones el pasado 5 de diciembre de 2015. Conducía en la carretera federal un vehículo tipo Jetta, con reporte de robo en Jalisco.
Los agentes investigadores realizaban un recorrido de vigilancia en la carretera Oaxaca-Puerto Ángel. Cerca de San Bartolo Coyotepec, vieron que un vehículo tipo Jetta, de modelo reciente, con placa de circulación del estado de Jalisco, era conducido con excesiva velocidad, por lo que decidieron pedirle al chofer que se parara.

Sin embargo, el conductor ignoró a los policías y, por el contrario, aceleró más. Los agentes solicitaron refuerzos y tras una corta persecución, lograron detenerlo.

Al interrogarlo, informó que era Jesús Emmanuel; una vez que revisaron el vehículo, se detectó que tenía reporte de robo, por lo que tanto el automóvil, como el detenido, fueron puestos a disposición de la autoridad ministerial.

Dos días después, el 7 de diciembre, fue consignado ante el juez penal en turno por el delito de robo específico equiparado.

Mintió al fiscal

Unos días después, el 14 de diciembre, Jesús Emmanuel fue detenido al dar cumplimiento a una orden de aprehensión por falsedad en informes dados a una autoridad distinta a la judicial y al hallarse tras las rejas le ejecutaron otro mandamiento judicial al ser acusado como uno de los distribuidores de droga que operan en la misma comunidad.

Contra Jesús Emmanuel, con domicilio en Esquipulas Xoxo, se lleva la causa 61/2105 del Juzgado Quinto de lo Penal, por falsedad en informes dados a una autoridad distinta a la judicial.
El 19 de mayo de 2014, en la Mesa Uno de la Unidad Especial de Combate al Secuestro, rindió falso testimonio sobre la desaparición de una persona.

Narcomenudeo

El mismo día, 14 de diciembre, a Jesús Emmanuel le fue ejecutada la orden de aprehensión 235/2015 del Juzgado Primero de lo penal, por delitos contra la salud.

El mandamiento se obsequió tras la captura de Jorge R. R., en la Unidad Deportiva de Santa Cruz Xoxocotlán, por parte de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.
A Jorge le decomisaron varias dosis de cocaína. Informó que la droga se le compraba a Jesús Emmanuel.

Confesión del crimen

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones adscritos a la Unidad Policial Especializada en el Combate al Secuestro al rendir su informe sobre el caso, anotaron que Jesús Emmanuel confesó el secuestro y homicidio de Karen.

Aseguran que Jesús Emmanuel dijo que tenía el sueño de tener un gimnasio y tener una vida próspera, para ello decidió secuestrar a Karen y pedir el rescate a su novio Eugenio.
Según fojas del expediente, Jesús Emmanuel la tarde del 13 de mayo acudió al CBTIS 26, ubicado en calzada San Felipe del Agua y consiguió con el encargado del laboratorio químico medio bote con formol, bajo el engaño que lo ocuparía para un trabajo escolar.

Enseguida, se trasladó a un bar del centro donde se tomó unas cervezas, compró una orden de alitas y a las 22:30 horas del martes 13 de mayo, él arribó a casa de Karen, ubicada en Andador Pinotepa, número 38, condominio 4 del Fraccionamiento Rinconadas Xoxo.

Las alitas, dijo, eran en agradecimiento a Karen por haberle prestado 50 pesos para su taxi una noche anterior.

Luego de 40 minutos de plática, decidió poner en marcha su plan, por ello pidió entrar al sanitario.

Mientras ella estaba sentada en un pequeño sillón y veía la televisión, él con una franela aplicó el formol y se lo puso en las vías respiratorias a Karen, misma que perdió el conocimiento luego de 30 segundos.

Posteriormente, tomó el teléfono de Karen y vio un mensaje en el que informaba a su novio Eugenio que estaba con él.

Aseguran que confió que sintió miedo y con sus manos tapó las vías respiratorias de nuevo a Karen, pero en esta ocasión lo hizo por 10 minutos.

Al ver que ya no respiraba, entró a la habitación de Karen y tomó una enorme maleta con ruedas color naranja, misma que ocupó para meter a su amiga.

Tras arrastrar la maleta, subió a un taxi y se dirigió a su casa.

Metros antes, descendió con la maleta, misma que dejó por un momento en un terreno baldío, luego, pasada la medianoche él entró a su casa, pero en la madrigada salió a guardar la misma en una casa en construcción, situada a unos metros de su morada.

Según, el 14 de mayo, él se trasladó al templo de San Francisco, donde recapacitó por las cosas que había realizado, pero decidió seguir con el plan, le mandó un mensaje a Eugenio con el teléfono de Karen y le exigió 700 mil pesos. Luego se arrepintió, apagó el celular, le quitó el chip (SIM CARD), lo rompió y lo tiró en una alcantarilla ubicada en avenida Juárez.

Ese día, pero a las 16:30 horas, empeñó el teléfono de Karen en un negocio ubicado en la Central de Abasto, donde le dieron 600 pesos.

Según el indiciado, ya no quería saber nada del cuerpo que estaba en la maleta, pero el viernes 16 de mayo, a las 14:00 horas, él percibió el fétido olor, es por ello que compró un bulto de cal.

Tras caminar unos metros de su casa, ese mismo día, pero a las 22:30 horas, abrió la maleta donde la escondía el cadáver, al cual le roció medio bulto para evitar los malos olores.

El 18 de mayo de 2014, elementos de la AEI acudieron a su domicilio para hacerle unas preguntas con relación a la desaparición de Karen, es por ello que se puso nervioso, pues frente a su casa tenía el cuerpo putrefacto de la mujer guardado en la maleta.

El jueves 22 de mayo, según la declaración de Jesús Emmanuel, entre las 15:00 y 16:00 horas, sacó la maleta con el cadáver dentro, esperó a que pasara el camión de la basura y lo aventó dentro: encima de la maleta, dejó caer unos costales con más basura.

Tras esta declaración, el agente del Ministerio Público que llevaba el caso decidió realizar una inspección ocular en el lugar señalado por Jesús Emmanuel. Pero no hallaron ninguna evidencia del cuerpo.

Asimismo, se realizó un operativo en varios negocios de empeños para obtener evidencias.

Ante las autoridades fueron presentadas varias personas, entre ellas, personal del CBTIS 26.

Actualmente Jesús Emmanuel permanece preso.

 

Relacionadas: