S-22: Recuperar privilegios
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

S-22: Recuperar privilegios

 


 

1).- Una y la misma

Para el llamado Cártel 22, los gobiernos neoliberales, conservadores o de izquierda son iguales. Hay que reinvidicarse ante ellos, como un poder fáctico, no gremial. Tomar a la educación como plataforma ideológica y de privilegios. Es decir, operar como un cártel ad hoc. Con células y halcones por todo el estado. En su encuentro con el gobernador Salomón Jara, a poco de iniciar su gestión, sacaron la casta: el trato es sólo con su dirigencia. Vertical, dictatorial, no acepta disidencia. ¿Cuál movimiento democrático? Por ello, su hegemonía se ha ido pulverizando. El poder que le dieron en 1992 para imponer funcionarios en la estructura del IEEPO y les arrebató Gabino Cué en 2015, le sigue lacerando.

No asimilan la luna de miel que “Los Pozoleros”, Eloy López Hernández y Genaro Martínez Morales, mantuvieron con el gobierno de Alejandro Murat. Es un agravio para los fundamentalistas anclados en viejas doctrinas. Tal cual la nueva secretaria general, Jenny Aracely Pérez Martínez. Para ella y secuaces, sus antecesores arriaron banderas. Abjuraron de la lucha “histórica” del MDTEO. Hay que volver al manido método de la movilización-negociación-movilización. Cerrar escuelas y carreteras. Los maestros en las calles; los alumnos en sus casas. Asumirse revolucionarios, pero que la quincena pagada por el gobierno no falte. Hay que apretar a los regímenes estatales, émulos de la 4T, igual que a los conservadores del PRI y del PAN.

2).- “Coberturar” el PTEO

Al Cártel porque opera como tal nunca le satisfizo la “mal llamada y nefasta” Reforma Educativa de Peña Nieto, tampoco la Nueva Escuela Mexicana de AMLO. Pretende imponer como modelo, el llevado y traido Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO). El mismo que fue calificado por expertos en el tema educativo, como tendencioso, factor ideológico no de formación académica. No es ni la multiculturalidad ni la recuperación de saberes de los pueblos originarios. Es copiar modelos de radicalismo, de aquellos que V.I. Lenin calificó como “la enfermedad del infantilismo de izquierda”. Es el plan que se guardó en el cajón de los trebejos durante por lo menos cuatro años.

De no cumplir con sus caprichos, los nuevos inquilinos del viejo edificio de Armenta y López amenazan con “accionar”. Mandarán a sus esbirros a “coberturar” todo aquello que han insertado en su nuevo lenguaje: incidencias, coberturar, accionar, “Ciudad y horario de la resistencia” y otras. Y advierten que su movimiento no debe ser reprimido. Pero no sólo el mismo. Sino el de organizaciones sociales, sindicatos, activistas, et allium. Es decir, el magisterio es la voz de la oposición al gobierno; los tatamandones que vigilarán la movilización ajena; el que capitalizará banderas que no le corresponden, ajenas, muchas veces, a todo lo que implica el proceso enseñanza-aprendizaje. Algo así, como un candil de la calle o, mejor dicho, el ajonjolí de todos los moles.

3).- Mejora de la educación, un mito

Si lo que el gobierno de Salomón Jara pretende es unir fuerzas con el magisterio “democrático” para evitar afectaciones a la educación, debe anteponer la aplicación estricta y llana de la ley. ¿A qué demandas se refirió la nueva dirigencia que ni la toma de nota de las autoridades laborales ha obtenido habida cuenta de que la nómina y demás se ha centralizado en la SEP? ¿Y la llamada bilateralidad? Ese maridaje de complicidades y cochupos del pasado, deben terminar. Maestros comisionados, incidencias, contratos fuera de techo presupuestal, venta de plazas, asignación de recursos extraordinarios, canonjías y dádivas ya no proceden. El diálogo debe ir acompañado de la fuerza de la ley. Caso contrario, el Estado sólo será una caricatura, una ficción.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

— Si bien echamos las campanas al vuelo para festinar el desalojo del Centro Histórico y de los pasillos del Palacio de Gobierno, vale la pena ser más prudentes. Entre triquis empecinadas, líderes del ambulantaje dispuestos a darle en la madre a la capital y autoridades timoratas, se ha hecho un cóctel pernicioso. De doblar las manos el gobierno, nuestro Centro Histórico volverá a su triste papel de zahúrda. Al tiempo.

— ¡Feliz Navidad!, a amigos, colegas y lectores. Momento de reflexión, de unión y que el advenimiento de Jesús sea una bendición para todos.

Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax

 

 

 

--------------------------------------
---------------------------------------