Tal parece que las tragedias no llegan solas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

¡Que conste.... los olvidados!

Tal parece que las tragedias no llegan solas

 


Tal parece que las tragedias no llegan solas, después de perder casas, vestido y sustento miles de mexicanos por los temblores de septiembre, nos comienzan a llegar los aumentos de precios y de impuestos y de intereses en los créditos bancarios, y eso que todos, empresarios, comerciantes, banqueros, políticos, hablan de apoyar a los damnificados, cuando en la realidad los damnificados en el país son de todos los sexenios anteriores y presentes. Hoy, amanece la cebolla, sí la que nos hace llorar y saborear aquellos platillos de sopas de cebolla o nos hace recordar las canciones de la pobreza curadas con los caldos de cebolla, a un precio que va de los 25 a 30 pesos, y bueno, es claro que esto les puede valer súper madre a los políticos y les va muy bien a los empresarios, comerciantes y especuladores, unos, porque ni siquiera conocen el precio de las tortillas porque dicen que no van al mercado, y para eso tienen a sus gatos en el estado mayor presidencial, y a lo mejor, ni comen tortillas, porque con eso de que llegado a la presidencia se hacen fufurufos, pues ni cómo saberlo, otros, los comerciantes y especuladores, porque con esos aumentos como lo hicieron con los aguacates y los frijoles y el maíz y todos los productos que consumimos los miembros del infeliciaje, pues ganan muchos pero muchos millones de pesos, y para comprobarlo, basta conocer los grandes negocios y ganancias que se tienen con los centros comerciales, dejando a un lado a los pequeños comerciantes y obligándoles a cerrar como sucede, cuando en las ciudades, abren los Oxxo, cierran, por cada uno de ellos, 32 estanquillos, y les dan en la torre a los ciudadanos que tenían esa forma de vida, y bueno, pues nos venden por televisión y nos venden productos chatarra y refrescos, y ahora son sucursales de movimientos bancarios para que dejemos los dineros, muchos o pocos, que tenemos y que con grandes sacrificios ganamos…
Pues ahora los dueños del “Noescafé” dicen que México es el aroma de sus pinches productos, cuando en la realidad, solamente son soluciones o solubles químicos con aromas de café, y los productores de café en el país sufren porque los jode la roya, los chingan los intermediarios, los extorsionan los delincuentes que viven en esas zonas y están cambiando la producción de café por la de amapola y de marihuana, los fastidian los inspectores y los agentes fiscales y del gobierno que andan a la caza de impuestos para que los políticos la pasen de lujo, mientras, los ciudadanos, comemos productos chatarras o bien frijoles importados y maíz amarillo que traen desde Estados Unidos para joder más la alimentación y la economía del país. Y por supuesto que los políticos ni saben ni les interesa lo que sucede en el campo mexicano, y ahora, no entienden las razones por las que la delincuencia tienen contralados a los municipios jodidos y alejados del país, y por medio de esto expanden su poder y su fuerza, y es claro que les importa un comino a los políticos porque son cómplices o son socios de ellos, porque es la forma en que operan e incluso les han dejado incursionar en la política y los negocios, los grandes negocios, por esa razón vemos que los huachicoleros poblanos ya tienen “sucursales” en varias partes del país donde les enseñan a sacar o saquear los ductos y a vender el productos con litros de a litro y a menores precios y esconder los dineros en inversiones no solamente en los expendios de combustibles, sino en las inversiones inmobiliarias y compra de bienes raíces en todo el país, y es por esa razón que también entran al negocio de los préstamos, aliados con los colombianos o los malandrines de alto nivel, porque es una manera de recuperar grandes sumas y hacer productivos los recursos que tienen, y así van invadiendo los mercados y los centros comerciales y los tianguis, de tal suerte que ahora operan una enorme red de prestamistas que llegan incluso a nivel de los préstamos chiquitos con intereses gorditos que les dan a las familias a cambio de garantizarlos con sus propiedades, y así, van avanzando en la concentración de bienes y de construcciones en el país. Y es lógico que a los políticos también les vale lo que sucede y vemos como en las regiones de grandes tragedias, ahora, esos grupos de prestamistas operan a todo vapor, porque ellos sí tienen dinero en efectivo ya que los bancos no cuentan con los recursos líquidos ni siquiera para dar servicio a sus clientes a los que además están jodiendo con aumentos de intereses y negando cualquier ayuda y apoyo para que los deudores puedan salir de sus compromisos con mejores relaciones, y ahora, los ganones son los consorcios de abogados que se dedican a chingar por todos lados sin que tengan control alguno de parte de las autoridades fiscales, financieras y judiciales…
Hoy en día en vez de que tengamos políticas que impulsen la autoproducción agroalimentaria para dar salida a muchas necesidades, nos aferramos a la política consumista que se apoya en la publicidad comercial en los medios de comunicación, y así, en vez de ver programas que nos eduquen y den ideas para mejorar las condiciones y nivel de vida, solamente vemos programas de drogas, tráficos, consumismos y tragedias personales y nacionales y en este camino en vez de avanzar nos vamos deformando y negando como país al perder valores y sentimientos patrios y nacionalistas, ahora, hay una tendencia de algunos norteños que dicen que mejor sería tener la autonomía y aliarse o ser parte de los Estados Unidos, y esto lo han logrado los gringos por medio de la deformación educativa, y por esa razón, en vez de privilegiar la educación pública y laica, fortalecen la educación privada y confesional…