Algo más que un Peacemaker | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Patrulla de Papel

Algo más que un Peacemaker

 


(Parte 1)

Si se tratara de hablar de “hombres de Guerra” alinearía sin ningún problema mil palabras en menos de diez minutos; Genghis Kan, Alejandro Magno, Suliman, Weston Churchill, González Ortega, Zaragoza y decenas más. Ahora, si la idea fuera hablar de “hacedores de paz”  sin duda nombres como Gandhi, Nelson Mandela estarían ahí aunque difícil sería encontrar cinco más.

Así es, hacer guerras es más fácil que construir paz.

Antes de dar la “vuelta a la mesa” para desarrollar el tema del Patrullamiento de hoy se hace necesario comentar los avances que ha tenido en ciertas regiones del mundo el acto de “construir la paz”; aunque más que hablar de la maquinaria Noruega y de comentar la capacidad de órdenes religiosas (Dominicos, etc) para el documento de hoy buscaremos hablar de actores de paz que, sobreponiéndose al dolor han hecho de la tragedia una misión de vida.  Voy más lejos, la Patrulla de Papel hoy le dedica su trazado a Julia Alonso; ella, por mandato del destino se ha convertido en una “hacedora de paz”.

Ahora leamos cuáles fueron las pociones axiológicas que movieron a los “principales” de este laboratorio de ideas para regalarnos su aportación. Así desde su plaza Paul von Hindenburg dice

-Nadie desea menos la guerra, que un soldado- con esa entrada Hindenburg se hizo de nuestra atención eso- el prusiano continúa 

-El militar conoce las terribles consecuencias de una guerra. Por ello, no la desea- 

Ahora,-dice Paul- aterrizando en  punto geométrico desde donde trazamos este apunte; Guerrero sabe bien que la violencia solo genera más violencia- y sigue

-Pero, construir La Paz, ese si que es un reto mayúsculo.

Teóricamente, para vivir en paz, debería existir el consenso sobre objetivos comunes y acciones integrales.

Pero ello, lamentablemente, raya en la utopía!- el prusiano sigue hablando 

-La democracia no se sustenta en consensos, por el contrario, su base está construida sobre los disensos y los grupos con ideas diferentes, cuando no opuestas- rostros de aceptación pueblan la mesa-

-Aceptar las diferencias y acordar cediendo un poco cada parte, es como podría construirse la paz y contribuir a una democracia fuerte- el germano sella su dicho.

-Que fácil el concepto.

Qué difícil su construcción-

Paul von Hindenburg termina su idea diciendo 

-Estoy bordando por lo general, sin llegar a situaciones o lugares específicos, porque no existe una receta para la construcción de la paz, ni para el ejercicio de la democracia.

Se construyen ambas con base en los objetivos nacionales, las aspiraciones de la ciudadanía y la situación geopolítica del país- 

Paul cambia sus lenguajes (oral y corporal) y dice

-Si, el tema es muy amplio.

Si, su nivel es estratégico.- 

Y agrega -no es casualidad, oTra vez estamos inmersos en la condición aspiracional de Seguridad Nacional.- termina diciendo -ese tema, desde el inicio de nuestras reflexiones… 

nos persigue. Siempre!- 

En automático el sargento Limón toma la palabra.

-Para poder hablar de un “Peacemaker”, es necesario entender la génesis de su existencia, es decir: la guerra- con la atención de todos Limón continúa.

-Para Von Clausewitz, la palabra “guerra” era: “la continuación de la política por otros medios. La guerra es por tanto el medio violento, la última razón que esgrime un país para imponer su voluntad”.- 

Quienes escuchábamos nos sentimos satisfechos además de que nos congratuló el escuchar el nombre de Clausewitz.