Furias en la Cámara | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Escaparate Político

Furias en la Cámara

 


Además del desvío del presupuesto, el nepotismo, amiguismo y compadrazgo fueron los vicios que privaron entre los diputados de la corrupción que, como he mencionado, manejaron a su libre albedrío la falleciente 64 legislatura del estado, considerada la más execrable. Así pasará a la historia. Funcionó como un club de ávidos apostadores, no como una institución democrática. 

Además de los cuatro diputados que presidieron la Junta de Coordinación Política, los que más influyeron en el manejo del presupuesto y los altos cargos, fueron:

El senador Salomón Jara Cruz tuvo el mayor dominio por ser considerado, hasta antes de Fredy Delfín Avendaño, el más imperioso en el partido Morena y cercano al presidente López Obrador. Con esta creencia, sus decisiones se hicieron ley desde el arranque de la 64 legislatura. Impuso a Laura Estrada Mauro como la primera presidenta de la JUCOPO. Esta dama, con todo y su fuero, adoptó el triste papel de lacaya para el desvío de recursos. Al final sus mismos homólogos comentan que no ha comprobado 585 mdp. 

La primera demostración de abuso del presupuesto cameral fue el segundo domingo de agosto del 2019. En esa fecha Salomón llenó de acarreados (presumieron 15 mil) el auditorio del Fortín para destaparse como candidato a gobernador. Hay que recordar que en política no existe el pre. Desde entonces Salomón se sentía el elegido. Al respecto dije en mi entrega del 13 de agosto del 2019 que evento político tan faraónico explica la facilidad con que disponen el presupuesto del (peor) Congreso del estado que pasa de los mil millones de pesos. Los trascendidos indican que, como en los viejos tiempos del PRI, buena parte del financiamiento, estructura y la logística para el destape de Jara, salieron de la Cámara.

En el siguiente año el caudillaje de Jara no mermó. Con Flavio Sosa Villavicencio, otro de sus palafreneros probados, urdieron imponer en la JUCOPO a su hermano Horacio Sosa con quien las arbitrariedades aumentaron. A la cadena de corruptelas con el dinero de la Cámara, agregaron la imposición de consejeros y administradores en una veintena de municipios donde, además del presupuesto cameral, dispusieron de las arcas municipales. Saquearon impunemente en esos municipios, no hubo obras y los servicios brillaron por su ausencia.  

SAN ANTONIO DE LA CAL 

Un botón de muestra: En San Antonio de la Cal solamente Horacio tuvo la facultad de quitar y poner, primero al administrador y ahora a los concejeros municipales. Antes venía manejando al administrador municipal. Después designó en sus oficinas de la Cámara no en el pueblo y menos en asamblea, a un consejo municipal que preside el mismo que era administrador un tal Víctor García Cruz junto con la síndica Claudia Velásquez, el consejero de Hacienda Teodoro Reyes García, entre otros. Al llegar al pueblo nadie los aceptó por sus pésimos antecedentes y hoy San Antonio de la Cal es un pueblo sin ley, sin servicios, sin nada, despidieron hasta a los policías, pero el presupuesto de más de 80 millones de pesos sigue fluyendo. Víctor García sigue recibiendo los recursos que, según me dicen, van a parar a la bolsa de los Sosa. Lo estrafalario es que, aunque Horacio dejó la Jucopo desde el año pasado, sigue mangoneando la designación de este tipo de autoridades municipales.   

Este es el modus operandi que implantaron Jara y los hermanos Sosa de manera mafiosa por lo que los conocen como “La Sosa Nostra” en el Congreso,

LO ADVERTÍAN 

El corrupto final de la 64 legislatura de Oaxaca, lo advirtieron desde sus inicios en junio del 2019. La dirigente nacional del partido Morena Yeidckol Polevnskiy vino a dar la voz de alerta después que sancionaron a 16 diputados por sus ambiciones desatadas. Fueron señalados por aceptar el famoso “pago por evento” que llegó para quedarse. Fueron amenazados con suspenderles sus derechos partidarios, pero ni eso inhibió su cleptomanía. 

El primer jalón de orejas de Yeidckol, fue el 18 de enero del 2019 cuando asomaban las ambiciones de la bancada morenista. Les dejó el siguiente mensaje: No es aceptable que en el Congreso de Oaxaca y de otros estados “haya aumentos presupuestales y salariales contrarios a las medidas de austeridad que impulsa el gobierno Obradorista”. 

En esos días iniciaba el canibalismo entre los grupos de Salomón Jara, Ericel Gómez Nucamendi y Othón Cuevas (qepd). A la semana siguiente de ese año volvió la dirigente nacional del partido de AMLO, para darles el segundo jalón de orejas. Todos los diputados andaban ávidos de enriquecimiento. Insistían con los “moches” por cada gestión, con salarios prohibitivos, tráfico de influencias, hacer sus propias constructoras, etc. Y así terminaron. (Mañana continuamos)

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com 

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com