Crónicas Oaxaqueñas: Los baches de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Crónicas Oaxaqueñas

Crónicas Oaxaqueñas: Los baches de Oaxaca

 


La Ciudad de Oaxaca se convierte en temporada de lluvias en territorio minado, las calles se llenan de baches y los automovilistas sufren ponchaduras de llantas o rompimiento de muelles y amortiguadores, eso genera gasto inesperado y mucha molestia, si las cosas se hicieran bien y a la primera no habría que sufrir esta monserga anual.

Si a menos de un año de haberse pavimentado las calles, estas se abran nuevamente es símbolo de corrupción, según nuestro mandatario ya se terminó y prueba de ello es que concentraron las licitaciones a nivel nacional, eso no es terminar con la corrupción sino cambiarla de manos, diferentes personas controlan ahora las comisiones de los grandes contratos.

Para verdaderamente acabar con la corrupción debía haber tenido al menos un año de paciencia, en los estados donde las obras presentan mala calidad, es donde debía caer la supervisión del gobierno federal en cuanto comenzaran a fallar, por ejemplo, donde se abren los caminos y se generan enormes baches, si se compara el trabajo contratado con lo ejecutado y fallido, entonces saldría a flote el cochupo.

El equipo de supervisores y contralores, después de evaluar las deficiencias, ya sea en una obra, en la calidad de los materiales entregados o en un servicio prestado, deberían demandar la devolución del valor del contrato y apretarle con las herramientas disponibles, SAT, Finanzas de cada estado, fiscalía, etc.

Si el contratista informa cuánto fue la comisión entregada y a que funcionario público, se le podría ofrecer una condonación en el monto y disminución en la responsabilidad penal, que arregle el desperfecto y podría seguir trabajando, en cuanto salgan los nombres va a venir una desbandada y entonces si se habrá empezado a terminar con la corrupción desde la raíz.

En cambio, pretexto falta a los gobiernos de los estados para controlar las compras, un desastre natural, una emergencia, una pandemia, cualquiera es bueno para fundamentar la necesidad de realizar asignaciones directas sin licitación y por el monto que sea, además, para compensar todas las licitaciones que dejaron de tener por haber concentrado las compras la federación, pues a subirle la comisión.

Como las auditorías tienen fecha fatal para culminarse, las dependencias de los gobiernos estatales revuelven papeles, desaparecen expedientes, aparecen firmas y sellos, entradas y salidas, aunque no se haya recibido nada, la idea es alargar lo mas posible hasta que por falta de tiempo tengan que cerrar la investigación sin haberse esclarecido el destino de los recursos.

Regresando al tema, llama la atención que algunas personas rellenan con tierra mojada en aceite o pavimento muy pobre, algunos baches como si fuera una reparación temporal de beneficio y se ponen con un vaso o un sombrero a pedir dinero, te dicen, para el agua, en realidad esa compostura no sirve de mucho, en cuanto vuelva a llover se vuelve a hacer el bache y regresa el sufrimiento para el automovilista.

El colmo es una señora que se ubica en la parte baja del puente que cruza, del tecnológico de Oaxaca hacia Santa María Atzompa, se hace acompañar de dos hijos pequeños que se paran junto a un par de letreros que dicen, amigos gracias a su cooperación yo como, recientemente lo complementó y puso, gracias a su cooperación yo como y estudio.

Ella siempre está con una pala y una carretilla moviendo tierra de aquí para allá, sin embargo, jamás tapa una zanja que cruza el camino, lleva años pidiendo dinero, sus hijos han ido creciendo y ¿Qué es lo que les ha enseñado? Pues a pedir limosna sin el más mínimo esfuerzo productivo.

Si al cruzar la zanja no se lastimaran las muelles, se podría considerar que piensa en el automovilista que es finalmente al que le arranca unas monedas gracias a la compasión, sin embargo, la realidad es que jamás mejora el camino, paso dos veces por semana cargado con una tonelada de peso, imposible no darme cuenta si un día no cayera abruptamente con el consecuente riesgo.

Recuerde, si no le gustan la mendicidad o los ambulantes en las calles, no lo fomente, no les de dinero o nunca se van a mover de ahí.

Es el colmo que un extranjero hiciera un video denunciando los cráteres del periférico y solo así acudieron del municipio a tapar los agujeros el mismo día, por un lado, se demuestra el poder de las redes y por otro que cuando se quiere se puede.

La única manera de salir adelante en este país es hacer bien lo que nos toca a cada uno, este es un trabajo de equipo que se sustenta en las individualidades, cada uno somos parte de un todo.

Si eres autoridad y tienes la oportunidad de hacer algo para mejorar la vida de los ciudadanos, no lo dudes, la vida te lo compensará, si pudieran tapar los baches de camino nacional y del periférico, se los vamos a agradecer y por favor, háganlo bien, no para una semana sino para siempre.

Si desea contactarme favor escribir a jrpalau@hotmail.com