¿Qué damos a cambio del Progreso? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

CONTRANARRATIVAS

¿Qué damos a cambio del Progreso?

 


Una de las categorías clave en la modernidad es la de progreso, pues en su nombre desde el siglo XV se justificaron los procesos de conquista y colonización que ya conocemos en diferentes lugares del mundo, nuestro continente entre ellos. Sin embargo, aunque la distancia temporal pareciera mucha, la discusión sobre el progreso y lo que sacrificamos en su nombre sigue vigente.

 

Un ejemplo: el Colectivo de Organizaciones Ambientales de Oaxaca se manifestó en una de las principales avenidas de la capital oaxaqueña para declararse en contra del derribo de diversos árboles – pulmones importantes para la ciudad-. El COAO manifestó que en realidad no se oponen a los proyectos de ampliación de la avenida, la carretera 175 Oaxaca- Puerto Ángel, sino al derribo de mil 500 árboles.

 

Este proyecto planea atravesar los municipios de Santa Cruz Xoxocotlán, San Antonio de la Cal y San Agustín de las Juntas con una inversión de 570 millones de pesos de acurdo con la Secretaría de Infraestructuras y Ordenamiento Territorial. Sin embargo, pese a las ventajas de movilidad que implica la obra, la mirada crítica debe colocarse en el impacto ambiental. Caso similar, por ejemplo, las obras que sufre el Monumento a la Madre ubicado en la ciudad- capital donde se pretenden derribar más de 300 árboles.

 

Entre las demandas de los manifestantes una resaltaba por su claridad: “Que no se equivoquen, los oaxaqueños sí queremos desarrollo para Oaxaca, pero que no sea a costo de las fuentes de vida”. Los comentarios con la actual contingencia sanitaria fueron contundentes: “En estos momentos, la pandemia del COVID nos ha enseñado que lo más valioso es el oxígeno”.

 

Otro ejemplo. El 22 de julio diversos colectivos oaxaqueños festejaron la decisión de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales: la negación del permiso ambiental para un proyecto de la Compañía Minera Cuzcatlán- filial de la empresa minera canadiense Fortuna Silver Mines. Autoridades de 12 pueblos zapotecas de los valles centrales y diversos colectivos celebraron la decisión que ponderó su derecho legítimo a un medio ambiente sano y su derecho de libre determinación sobre sus tierras, bienes naturales, comunes y territorios.

 

Las preguntas obligadas en estos casos: ¿Qué estamos dispuestos y dispuestas a dar a cambio del progreso? ¿Es posible transformar nuestros espacios, generar infraestructura y empleos, sin dañar terriblemente nuestro medio ambiente y nuestras tierras?