Herpes virus (Fuegos) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Comentario Pediátrico

Herpes virus (Fuegos)

 


Existen ocho tipos de herpes virus, numerados en forma progresiva. Los tres primeros pertenecen a un grupo especial que causan varios cuadros infecciosos comunes en la edad pediátrica. A los dos primeros se les nombra virus de herpes simple (tipo 1 y 2). El tipo 3 no se describe en esta ocasión por causar otra enfermedad (varicela-zoster).

Una particularidad que comparten los virus de esta familia es su capacidad de presentar, tras la infección aguda, una fase de latencia sin desarrollar alteraciones, con la posibilidad de reactivación posterior en periodos variables bajo condiciones especiales.

Las infecciones por el virus del herpes simple ocurren en todo el mundo, siendo los humanos el único reservorio. La infección se adquiere por contacto íntimo de piel y/o de mucosas entre un susceptible y un enfermo (sintomático o asintomático) que disemina el virus durante la infección primaria o la reactivación. Debido a que la infección da como resultado una latencia de por vida, la prevalencia en cualquier población es acumulativa. Se estima que el 90% de todas las personas en todo el mundo tienen uno o ambos virus. Más allá del período neonatal, la mayoría de las infecciones primarias por el tipo 1 ocurren en la infancia y la niñez. Se transmiten principalmente por contacto con saliva infectada, reportando hasta un 20% positivo a anticuerpos en los menores de 5 años, elevándose hasta el 35% entre los 15 a 20 años. Las infecciones primarias por el tipo 2, se adquieren después del inicio de la actividad sexual y las infecciones por herpes genital se encuentran entre las infecciones de transmisión sexual más comunes, siendo más afectadas las mujeres. De los bebés nacidos de madres con una infección primaria cerca del momento del parto, el 30-50% adquiere la infección y en la mayoría de las ocasiones la madre no tiene evidencia de infección al igual que su pareja, lo que dificulta su sospecha en cuanto el recién nacido manifiesta la enfermedad diseminada.

El virus simple tipo 1 causa clásicamente infección por encima de la cintura y las infecciones se localizan en la boca y la garganta, mientras que el virus herpes simple tipo 2 causa infecciones genitales y puede causar la forma diseminada o del sistema nervioso en recién nacidos.

La presentación clínica más común del episodio de infección primaria por el virus del herpes simple (generalmente desde los 6 meses a los 5 años), es la afección en la boca con presencia de vesículas (como pequeños globos con líquido contenido) enrojecidas, múltiples en labios, encías, mucosa de la boca, lengua, paladar y/o garganta, que asocian un inicio brusco, con fiebre, irritabilidad con llanto recurrente, dificultad para comer, babeo notorio y crecimientos ganglionares en cuello y submaxilar, con evolución variada de 10-14 días y con diseminación del virus hasta por 23 días. 

La reactivación se produce por traumatismos (atención dental) exposición ultravioleta, estrés orgánico (infecciones, deficiencias hormonales, deshidratación, etc.). Con dolor o ardor localizado, comezón seguida de aparición de lesiones en la piel o mucosas con las pequeñas vesículas, en tiempo variable de 6 a 48 horas de las manifestaciones iniciales. El sitio más común de lesiones bucolabiales recurrentes es el borde bermellón, las lesiones tienden a reaparecer en el mismo sitio que las lesiones originales, en promedio una vez al año (en fechas similares de acuerdo con condiciones ambientales). 

Las infecciones genitales primarias, sintomáticas y de primer episodio, se caracterizan por: fiebre, malestar y dolores musculares. La picazón y el dolor suelen ser los síntomas iniciales, seguidos en 24 a 48 horas por signos y síntomas más molestos. Las lesiones evolucionan de vesículas, confluyen y su contenido se espesa, para luego reventar quedando como úlceras húmedas y curan formando costras. Las nuevas lesiones se desarrollan durante 7-8 días y se distribuyen principalmente en los labios mayores, labios menores, pubis, mucosa vaginal, cuello uterino y en el cuerpo del pene. El crecimiento de los ganglios inguinales es doloroso, la dificultad para orinar y la secreción vaginal son molestias frecuentes. Las complicaciones en ambos sexos pueden incluir sensación de adormecimiento de las piernas y el perineo. Hay retención urinaria, más común en mujeres que en hombres. Aproximadamente el 85% de las mujeres informan secreción vaginal, el 25% de los hombres informa secreción uretral. La duración media de la diseminación viral es de 12 días. La mayoría de las infecciones primarias por el virus del herpes simple genital, son asintomáticas. Entre el 70 y el 80% de las personas seropositivas no tienen antecedentes de herpes genital sintomático y constituyen un riesgo para la diseminación viral durante sus recurrencias. 

Columna completa en https://alevascommx.blogspot.com/