Las vacunas políticas mexicanas. Etapa electoral. Efectos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Las vacunas políticas mexicanas. Etapa electoral. Efectos

 


La vacuna política contra el Covid del partido en el poder Morena en sus dos aplicaciones, se presentan en momentos oportunos que centran la atención en la figura del Presidente de México Andrés Manuel López Obrador y en el tema del inicio de la  aplicación de la vacuna a los adultos mayores a partir de la segunda quincena de este mes, se vinculan de forma oportuna en una etapa de calentamiento electoral importante en dos frentes, la recuperación de la soberanía popular en la Cámara de Diputados o el mantenerla sometida a una voluntad hegemónica.

Las dos vertientes de la vacuna política ocurren en el momento en que el presidente López Obrador se contagia y concentra durante tres semanas la atención de la ciudadanía en su estado de salud que se mantuvo en la oscuridad, hasta su primera y subsecuentes apariciones, informándose únicamente por el doctor Gatell que se encontraba estable, periodo en que se da a conocer la campaña de vacunación a partir de la segunda quincena de febrero y marzo para los adultos de sesenta años y más y posteriormente, en abril de los de cincuenta y nueve hacia abajo.

Esas dos vacunas políticas de acuerdo al calendario anunciado al mes de junio alcanzará a una mayoría de la población que tiene la calidad de ciudadana y por lo tanto parte de la bolsa de votantes beneficiados con una oportuna vacuna en los momentos más críticos de la pandemia; campaña que unida a la atención en la figura del Presidente, su contagio y recuperación, volcó la atención sobre su persona, con lo cual se conjugan dos factores de influencia y orientación de la voluntad popular que incidan en los resultados electorales.

Por ello la campaña de vacunación es un elemento político porque, en esta etapa de crisis en la pandemia,  se difundirá como un paradigma de la actividad pública en la que se presentará como paradigma de la actual administración, disminuyendo los efectos negativos de las reformas constitucionales y acciones despliegas ampliamente cuestionadas y algunas, relevantes, como la reciente sobre energías, que ha sido declarada inconstitucional, elementos a evaluar por la ciudadanía para emitir un voto razonado.

De esta manera se combina lo sanitario, del contagio del presidente y la campañas de vacunación como medidas oportunas y adecuadas, en tiempo y forma, frente a un proceso de elecciones populares múltiples, en medio de una pandemia agravada ampliamente cuestionada en su manejo por parte de las autoridades sanitarias del gobierno en turno  que, unidas a otras acciones, han tenido como consecuencia la concentración del poder en una persona y la pulverización de la división de poderes que se encuentra en estado de simulación.

Recibí un mensaje en el que se da a conocer un artículo de Bruno Jesntet con el título de *Mexique en route directe vers la ruine* (México en camino directo a la ruina ) Le Monde Paris, que enfatiza “Hace treinta meses los mexicanos cansados y desesperados fueron a las urnas y llevaron a la presidencia de su país a un demagogo resentido y vengativo que está destruyendo todas las instituciones y la infraestructura creada a un elevado costo durante los últimos cien años. Vemos un México cada vez más entregado a las fuerzas armadas que ya dominan los más importantes proyectos del actual gobierno, desde el reparto de libros de texto, la construcción y operación de sucursales del Banco del Bienestar , el aeropuerto de Santa Lucia, el tren Maya , la refinería de Tres Bocas hasta el control de Aduanas y Puertos Marítimos, y últimamente el manejo y aplicación de las vacunas contra el Covid-19. En un enloquecido viaje al pasado López Obrador le apuesta a proyectos fallidos que van en contracorriente a la realidad: un aeropuerto nuevo cuando los vuelos han caído hasta un 80%; un tren Maya donde no hay ni habrá turistas que lo hagan rentable; una refinería de petróleo cuando la gasolina va de salida por la llegada de los autos eléctricos, y para colmo el regreso al uso del carbón en la generación de energía eléctrica. 

Cada día se gobierna a base de ocurrencias y ante cualquier observación o crítica López Obrador se sale de sus casillas y arremete con toda su furia para descalificar y ofender a quien no le rinda elogios y obediencia ciega. Al observador extranjero le cuesta trabajo ver la pasividad y la apatía de la población mexicana que no reacciona ante la destrucción de sus vidas y la aniquilación de su futuro. De no surgir algo o alguien que canalice el enorme descontento de gran parte de la población, el futuro de ese país será de anarquía y de muerte. Que Dios perdone al noble pueblo mexicano por haber cometido el error más grande de su historia.” 

La situación que se reseña proviene de un espectador extranjero como se reconoce en lo publicado, sin embargo, su contenido relaciona lo fáctico de la situación prevaleciente, que los considera como actos negativos de este gobierno de la cuarta transformación. Su importancia radica en que en un cercano plazo los ciudadanos mexicanos tenemos que emitir nuestro voto acerca de lo que anhelamos se enmiende, nulifique o ratifique, en los últimos tres años de este mandato, de las acciones llevadas a cabo y, optar por la consolidación de la concentración del poder y de las fuerzas armadas para mantenerlo, o por un efectivo y equilibrado ejercicio de éste.

Estimo que a los mexicanos nos toca hacer este ejercicio de reflexión y no deslumbrarnos con sucesos que, si bien son relevantes, como son las vacunas políticas mexicanas, nos enfoquemos en lo que es el cumplimiento de una obligación constitucional del Estado Mexicano y su gobierno, la salud de todos, para no contaminar nuestro voto con los espejos de las apariencias que nos hagan inmunes en el  próximo proceso electoral y motiven un voto no racional, reflexionemos acerca de lo observado en el extranjero y tomemos una decisión bajo la óptica de que todos deseamos un México mejor para todos.

jfranco_jimenez@hotmail.com