Morena en su laberinto
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Paradojas y Utopías

Morena en su laberinto

 

1.- La cosecha de Morena

Con la pandemia de Covid-19, el boom del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se ha ido desmoronando. El maquillaje de datos y decesos ha sido una afrenta nacional. Otros: The New York Times, The Washington Post o El País, tuvieron que venir a decírnoslo. Información torcida, pero que no debe cuestionarse. Pese a las yerros y desatinos, hay que aplaudirle al presidente. En tiempos de unidad, AMLO sigue echándole leña al fogón. Ora con los empresarios, ora con las absurdas decisiones del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y la titular de la SENER, Rocío Nahle, hacia las generadoras de energías limpias.

O son las solapadas corruptelas de los Bartlett o los tropiezos de Hugo López-Gatell. O las constantes descalificaciones a medios y periodistas. Los primeros hasta amenazas de la delincuencia organizada reciben. Primero las benditas redes sociales; ahora las malditas redes sociales, con miles de trolls o boots manejados desde el gobierno. Eso han sembrado en la 4T y eso están recogiendo. Repudio, desconfianza, aversión ciudadana. La podredumbre aflora.

2.- Partido fracturado

En Oaxaca, Morena es una arena pueblerina. Todos contra todos. División, fractura y encono son su sello distintivo. Los que están con Salomón Jara y los que están en contra. En el Congreso local, la fractura es patética. El grupo de los 16, que jalan con aquél y el grupo de los 10, que lo abominan. Se muerden entre sí. La fallida iniciativa de Ley Estatal de Educación, dio pena ajena. Unos por acá; otros criticándolos. No hay unidad; menos congruencia. Aparte se cuecen los que maneja como párvulos, Benjamín Robles Montoya, con el membrete del PT, pero con la careta de Morena.

Jara Cruz anda desatado. Más bien, desbocado. Desde el inicio del gobierno de la 4T, formó su grupo de choque en el Istmo, liderado por Antonino Morales, edil de San Blas Atempa. De antecedentes muy cuestionables. El senador serrano ha cifrado su futuro político, en la complicidad de ediles mafiosos. Su juego se puso al descubierto con el malogrado edil de San Felipe Jalapa de Díaz, Arturo Velásquez, ejecutado el 23 de diciembre de 2019. Y los escándalos de corrupción del presidente de Salina Cruz, Juan Carlos Atecas, con el presunto abuso del erario para favorecer al serrano, han puesto a éste, contra la pared.

3.- Historiales de hilaridad

Jara fracasó en la contienda por la gubernatura en 2016. Igual que su hoy contlapache, Benjamín Robles. Ambos no fueron opción para el electorado oaxaqueño. Desde su arribo al Senado ha traído el Santo de espaldas. Durante la abrogación de la Ley Educativa de Peña Nieto, no estuvo en la votación. Se excusó, pero le pusieron tache. Quiso resarcirse. Y cuestionó sin éxito a las calificadoras crediticias. Pero le llovieron críticas. Proclive a aplaudir a AMLO, ha sido visto como un apologista y lame-botas. Ya se lo dijo su colega Lilly Téllez.

A Robles no le ha ido mejor. Su mayor torpeza fue haber propuesto utilizar las reservas internacionales de México, para políticas de desarrollo social. Éste, anda ya en precampaña. Paga spots de TV para invitar a la ciudadanía a crear la 4T en Oaxaca. A nadie ha convencido utilizar el membrete denominado PT como legado familiar. Hizo diputada federal a su esposa y estuvo a punto de meter al hijo al Congreso local.

4.- Susana Harp, ¿la cuña?

La designación de la senadora Susana Harp, como delegada para el Covid-19 en Oaxaca, fue algo inédito. Que una legisladora de la Cámara Alta pida licencia para ocupar un cargo que se presume temporal, cuando se dice “que la nueva normalidad va”, resulta poco común. ¿Balconearse políticamente en plena emergencia sanitaria? Sería muy desafortunado. ¿Qué hará la cantante, con más ingenuidad que tablas, con un par de lagartones del golpeteo político y las maniobras sucias? La lectura, empero, es irrebatible: poner en la ruta sucesoria a alguien que no está confrontada políticamente, sin grupo definido en Morena, mujer, que podría aglutinar más que seguir pulverizando y evitar un descalabro electoral. Aunque es muy prematuro adelantar vísperas, porque Harp, ha tomado “Susana distancia” de la realidad oaxaqueña.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

*Resulta una desafortunada paradoja que, por un lado, se diga que el Corredor Interoceánico ya es un hecho inminente y, por otro lado, estén golpeando a la industria que genera energía eólica, en la que Oaxaca es líder.

*Los contagios y decesos por Covid-19 siguen creciendo. La apertura para la “nueva normalidad” es, por tanto, un serio desafío y grave riesgo.

Consulte nuestra página:

www.oaxpress.info

www.facebook.com/oaxpress.oficial

Twitter: @nathanoax