El Jueves de los Compadres
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Estratega

El Jueves de los Compadres

 


El Jueves de los Compadres es una fiesta profano religiosa que se celebra en el barrio de El Marquesado, al noroeste de la ciudad de Oaxaca, México; el día jueves anterior al Miércoles de Ceniza o sea, el jueves antes del inicio de la cuaresma; por lo tanto la fecha de la fiesta varía.
La razón central del Jueves de los Compadres es la veneración al Señor de Santa María, que es un cristo que según los estudiosos de los escritos de los santos cristos tiene alrededor de 400 años.
En Oaxaca, todas las fiestas solemnes de grandes devociones a cristo tienen momentos especiales, tanto en la preparación, como en la celebración central. Esta comienza con el convite que sale un día antes del inicio del novenario; el objetivo es anunciar al pueblo que se va a celebrar la fiesta titular del santo patrón. Los feligreses recorren algunas calles portando carrizos verdes, con todo y hojas, adornados con banderitas de papel de china, son acompañados por bandas de música; lanzan cohetes y queman ruedas catarinas anunciando el inicio del novenario que es la preparación de la fiesta solemne.
El día siguiente al del convite, por la mañana, bajan la imagen y la colocan frente al pueblo; atrás le colocan cortinas y el altar es adornado con flores y comienza el novenario.
Nueve días que en la parte litúrgica consiste en la celebración de la misa con acompañamiento de cantos que le dan solemnidad; los fieles presentan sus ofrendas: cirios, flores, veladoras y algunas personas tienen la devoción de regalar a la imagen de Jesucristo crucificado una prenda que se llama cendal que le envuelve de la cintura a las rodillas. El cendal lo confeccionan con la tela más fina que pueden adquirir y la adornan con bordados de hilo de oro.
Durante el transcurso del novenario y hasta que termina la fiesta hay audiciones con bandas de música y estudiantinas.
La antevíspera; el martes antes de la fiesta, entre las siete y ocho de la noche sale la calenda. Es una manifestación pública del pueblo católico y puede formarse con uno, dos, y a veces, hasta tres carros alegóricos que representan ciertas escenas de la vida de Jesucristo, acompañados con bandas de música y “cuetes”; “el cortejo comienza a desfilar llevando al frente al encargado de quemar una rueda” catarina y a los “cueteros”; “siguen la banda de música, y detrás y en dos filas las chinas oaxaqueñas que cargan sobre la cabeza las canastas de carrizo” con figuras de flor inmortal, “y las gentes que portan faroles, detrás de esta doble fila el carro y al final dos grandes faroles y la marmota, que es un enorme globo de manta blanca, de dos a tres metros de perímetro, con cuatro o cinco velas encendidas en su interior”.
Desfilan por las calles de la parroquia y van hacía el centro de la ciudad. Deteniéndose algunos momentos en las casas de las madrinas de calenda que ofrecen un refrigerio a los participantes; la calenda termina frente al templo después de la media noche.
La víspera; el miércoles antes de la fiesta, a las siete de la mañana, en la parte litúrgica, se celebra el oficio solemne de vísperas, que son una serie de tres salmos que canta el pueblo, una lectura bíblica y la misa de calenda.
Por la noche se queman el castillo, los toritos y las ruedas catarinas (fuegos pirotécnicos).
El Jueves de los Compadres tradicionalmente inicia con Las Mañanitas; parte de los feligreses se reúnen entre las cinco y seis de la mañana a cantar las mañanitas que acompañan bandas de música y estudiantinas. El comité de festejos y algunas familias voluntarias ofrecen café o chocolate y pan a los participantes. A las siete de la mañana hay una misa. Al medio día se conserva aquello que el pueblo llama la misa de función, que es la concelebración de la misa. Ésta misa la piden los feligreses con tres, cuatro o más sacerdotes, pero la misa más solemne es a las siete de la noche, al ocultarse el sol, para estar en sintonía con la hora en que cristo Jesús instituyó la eucaristía. Acuden varios sacerdotes a concelebrar. En algunas ocasiones asiste y preside el arzobispo. Al terminar la misa hay una procesión con la imagen de nuestro señor crucificado que recorre las calles de la parroquia.
Por la tarde, en el atrio, hay audiciones musicales con bandas o estudiantinas.
La comida tradicional consiste en sopa caldosa, mole negro, tortillas, nieve y dulces oaxaqueños que los vecinos del barrio invitan a sus compadres, familiares y amigos en sus casas. Algunas familias dan la comida y el desayuno a los músicos durante los días que ofrecen sus audiciones.

[email protected]

 

--------------------------------------
---------------------------------------