La Hoja Blanca: SSO hundida en crisis | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

La Hoja Blanca: SSO hundida en crisis

 


La Secretaría de Salud en nuestro estado y todos los servicios que presta, especialmente los hospitalarios, se encuentra hundida en una crisis muy delicada.
Exceso de personal calificado, falta de medicinas y otras carencias que se han agudizado en este sexenio y que vienen del desastre de la administración del gobierno pasado, el “Gobierno del Cambio”, que se formó por una coalición PAN, PRD y MC, muy parecida a una de las actuales alianzas electorales que pretenden alcanzar el poder en las próximas elecciones.
A la fecha, el conflicto ha llegado incluso al cierre del Hospital Civil, y se ha dejado sin servicios a cientos de pacientes, y si sumamos la falta de medicinas necesarias contemplamos un panorama desolador.
La noticia completa ha sido desarrollada la semana que termina en el Imparcial el Mejor Diario de Oaxaca, y la verdad que estamos preocupados por tales acontecimientos.
Entre otras cosas se afirma que existen poco más de “mil aviadores” y cosa de dos mil personas que no son de base y que cuentan con contrato, muchos de ellos, me dicen, innecesarios para el buen servicio.
Estas poco más de tres mil personas en la nómina, cuestan al erario del Estado aproximadamente seiscientos millones de pesos anuales, cifra que francamente podría ser utilizada para mejores salarios y prestaciones al persona de base, así como para el oportuno suministro de medicamentos.
En ese contexto, el gobernador del Estado Alejandro Murat Hinojosa, nombró recientemente como titular de la dependencia al doctor Juan Díaz Pimentel, quien dejó la delegación del IMSS, y seguramente que este movimiento fue para que un hombre experimentado y capaz, enfrente y resuelva tan grave situación.
Por lo pronto y después de la primera confrontación entre Sindicato y Secretario, parece que el diálogo se va a imponer, y ojalá que la parte trabajadora entre en razón, sobre todo ante la inmensidad del personal que no labora y cobra.
Deseamos fervientemente que se resuelva este problema y se logre que los pacientes oaxaqueños reciban atención en nuestros hospitales a la brevedad posible, porque es claro que se pueden aclarar las cosas sin la medida extrema y perjudicial de cerrar los nosocomios, y es también altamente indeseable proceder a una suerte de huelga de brazos caídos o lo que sería peor: iniciar bloqueos en las calles.
Oaxaca no se merece tal actitud.
El asunto no es nuevo y se sabe que viene de años atrás, cuando se dilapidó el presupuesto de esta secretaría, y es obvio que el gobierno actual no se ha podido recupera presupuestalmente, sobre todo ante la multitud de aviadores, personas que de existir realmente, debe suspenderse el cobro de sus salarios y claro, ajustar al personal contratado de acuerdo a necesidades auténticas en el servicio.
Nada le es más necesario al Pueblo enfermo que una buena atención médica, y si esta no se proporciona por problemas artificiales o de corrupción, estaremos en problemas.
Mis mejores deseos para que las partes acuerden rápidamente la solución y que los trabajadores “paristas” regresen cuanto antes al servicio, ya que su ausencia en lugar de resolver el problema lo agrava.

Yo también soy pueblo
Por allí nos encontraremos