Un Lunes del Cerro sin cubrebocas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Un Lunes del Cerro sin cubrebocas

Filtros sanitarios, ausentes


Un Lunes del Cerro sin cubrebocas | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Yadira Sosa / Sobre las escaleras del Fortín, venta de antojitos sin la más mínima medida sanitaria

En la edición matutina de la Octava de la Guelaguetza, decenas de personas incumplieron con las medidas sanitarias contra la Covid-19, pese al operativo que pusieron en marcha las autoridades de salud desde temprana hora.

Tanto en la hora de ingreso como en la salida, varios visitantes nacionales y extranjeros, así como propios de la entidad, mantuvieron la constante negativa en portar de manera correcta el cubrebocas y hacer uso del gel antibacterial.

Aunque personal de salud aseguró la aplicación de la temperatura y de gel a todos aquellos que ingresaran a los palcos, lo cierto es que solo para algunos alcanzó tal medida sanitaria, porque el resto ingresó sin pasar por algún filtro.

En aquellos que ingresaron para tomar asiento en el Palco D, no hubo toma de temperatura ni revisión de mochilas o bolsas, ni mucho menos la aplicación de gel antibacterial. Tampoco recibieron llamadas de atención los hombres y mujeres que decidieron retirarse el cubrebocas mientras tosían o estornudaban, ante las molestas miradas de quienes se encontraban cerca.

En las primeras horas después de iniciar la edición matutina, se notó un mayor relajamiento de las medidas sanitarias, incluso en los cuerpos de seguridad del interior y exterior, que de manera discreta llevaban el cubrebocas debajo de la nariz.

Por las escaleras del Fortín y en las inmediaciones del Auditorio Guelaguetza, prestadores de servicios y proveedores de alimentos también mostraban el mal uso de las mascarillas, al mismo tiempo de ofrecer sus productos con gritos que se dejaban escuchar a varios metros.


 

Relacionadas: