Reconocen legado de Martín Ruiz Camino | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Reconocen legado de Martín Ruiz Camino

Fue secretario de Turismo del Gobierno de Oaxaca de 1992 a 1998


Reconocen legado de Martín Ruiz Camino | El Imparcial de Oaxaca
Descanse en paz Martín Ruiz Camino

A la edad de 88 años, falleció Martín Ruiz Camino, reconocido arquitecto, originario de la capital del país pero oaxaqueño por decisión propia, secretario de Turismo del Gobierno de Oaxaca de 1992 a 1998 y cuya visión permitió impulsar en la región de la Sierra Norte y Valles Centrales un proyecto que permitió resaltar su belleza a través del turismo sostenible.

Como secretario de Desarrollo Turístico, implementó la idea y el Programa Tourist Yú’ù que se lanzó en nueve comunidades.

Una de ellas Benito Juárez, en la Sierra Norte, donde el proyecto permitió empezar a recibir a los turistas en los hogares de los lugareños que se hospedaban en cabañas donde dormían y convivían.

Tanta ascendencia logró que la calle principal de la comunidad lleva su nombre como un reconocimiento a su labor.

El reconocido arquitecto ganador del “Premio del Saber” por parte del Tecnológico de Monterrey, llegó a Oaxaca invitado para incorporarse como catedrático de la Escuela de Arquitectura de la UABJO que se fundó el 5 de diciembre del año de 1957 y para marzo de 1958 inició actividades.

Fue jefe de Zona de CAPFCE y fue un fuerte impulsor de las aulas prefabricadas para atender la demanda en nuestro territorio. Más tarde, fue invitado a formar parte de la dirección general desde donde realizó una importante tarea.

Entre otros proyectos se encuentra el Centro de Convenciones de Acapulco, y durante su estancia en nuestra entidad realizó diversas tareas, entre ellas, un proyecto para restaurar el Convento de Santa Catalina que fue convertido en un hotel de cinco estrellas.

La remodelación del edificio de La Experimental, entre muchos otros más.

En 1993, a lado de Tonny Zwollo, publicó un libro sobre sus proyectos primero en español y luego en inglés bajo el título, El Paraíso Perdido: Arquitectura y Ecología en el Valle de Oaxaca.

En ese mismo año, fue responsable de los trabajos que se emprendieron para salvar y conservar en buen estado el teatro Macedonio Alcalá y Casino de Oaxaca, labor en eI que  intervinieron profesionistas deI más alto nivel.

Sus restos reposarán en la comunidad serrana de Benito Juárez. Le sobreviven su esposa, sus hijos, hijas y nietos. Descanse en paz.


 

Relacionadas: