Depositan reliquias Agustín Pro en el templo de la Compañía | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Depositan reliquias Agustín Pro en el templo de la Compañía

Una figura del padre Miguel Agustín Pro S.J. fue depositada en el templo de la compañía de Jesús en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca.


Depositan reliquias Agustín Pro en el templo de la Compañía | El Imparcial de Oaxaca

Una figura del padre Miguel Agustín Pro S.J. fue depositada en el templo de la compañía de Jesús en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca, dicha imagen fue enviada desde la ciudad de México para ser venerada por la comunidad.

Tras haberse desarrollado una procesión que salió de la catedral metropolitana, la imagen ingresó al templo de la esquina de las calles Trujano y Flores Magón. 

La llegada de la imagen fue recibida por un grupo de fieles creyentes de la religión católica, mismos que formaron parte de la misa celebrada a las 19:00 horas. 

En un documento enviado por el arzobispo Pedro Vázquez Villalobos, se autorizó que dicho templo fuera la sede para la veneración “apruebo la veneración del beato Pro S.J. en el Templo de la Compañía de ésta ciudad, por lo anterior acepto que se reciba una reliquia en primer grado del padre Pro S.J. para promocionar su devoción y agradecer los favores concebidos”, señaló el oficio. 

Por su parte, José Luis Rosas Morales, vicepostulador de la causa de canonización del beato, declaró en un oficio que “esta reliquia puede ser venerada públicamente según las normas del derecho canónico”.

Previo a llevar la imagen del beato al templo de la Compañía, esta permaneció en la catedral, apenas este viernes su historia fue narrada en una charla abierta que se llevó a cabo en el templo de la Compañía de Jesús.

 

Vida e historia

Miguel Agustín Pro S.J. es recordado como uno de los sacerdotes de México que mantuvo las actividades de culto durante la persecución religiosa en el país. 

Sus acciones de ayuda al prójimo dieron pie a la veneración tras su muerte en 1927, luego de ser acusado del atentado en contra de Álvaro Obregón. 

Fue proclamado mártir y beatificado por el papa Juan Pablo II en el año de 1988 tomando en consideración el haber puesto en riesgo su vida en favor de los más necesitados.