Oaxaca cuenta con sangre apenas para tres días; Colapsa el CETS | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Oaxaca cuenta con sangre apenas para tres días; Colapsa el CETS

Deuda de SSO con proveedores impide recibir donaciones y pone bajo severo riesgo a embarazadas, accidentados y pacientes con cáncer


Oaxaca cuenta con sangre apenas para tres días; Colapsa el CETS | El Imparcial de Oaxaca

El Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) colapsó ayer por falta de reactivos para la captación de unidades de sangre, con un almacenamiento que apenas alcanzará para tres días.

El jefe de la unidad incorporada al Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, Ernesto Pérez Matos, señaló que esta situación generó que el Centro dejara de recibir a los donadores a partir de ayer, como consecuencia de la falta de pago a la empresa que surte de reactivos por medio del área de Finanzas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Explicó que desde septiembre la unidad dejó de recibir los reactivos que requiere para continuar en funcionamiento, con una última prueba que se realizó ayer a pesar de las necesidades en los diferentes nosocomios del territorio estatal.

 “Esto es grave porque el Centro estatal representa el único banco de sangre para los 14 hospitales de todo el estado, desde Valles Centrales, Tuxtepec, el Istmo, Pinotepa, la Costa, Huajuapan y Cuicatlán, incluyendo el Hospital de la Niñez Oaxaqueña”.

La reserva de sangre en el Centro, insistió, apenas alcanzará para tres días, obligándolos a cerrar el inmueble a partir del cuarto día, de no recibir una solución al respecto.

A casi 30 años del funcionamiento del CETS en Oaxaca, el jefe de la Unidad afirmó que es la primera vez que se presenta esta situación, porque no hay manera de recibir a los donadores ni de atender a la gente que lo necesite.

Por esta situación, señaló que las mujeres embarazadas representan el primer grupo en riesgo, al considerar que Oaxaca ocupa uno de los principales lugares de muerte materna por hemorragias, seguidas de las personas accidentadas y los pacientes con cáncer.

Destacó que antes de la pandemia el CETS captaba más de 20 mil unidades al año, que disminuyeron a 10 mil con el inicio de la pandemia y ahora se encuentra en grave crisis. Así también, de 40 donadores que recibían al día, a partir de este jueves no recibirán a ninguno.

“Si llega una mujer con alguna hemorragia no tendrán sangre para hacerle frente.  Ni en los bancos de sangre privados podrán conseguir porque no alcanzaría”, señaló.

La crisis financiera que enfrenta el sector salud de Oaxaca se debe a la deuda y el déficit que la dependencia arrastra desde hace varios años, como consecuencia de actos de corrupción desde sexenios anteriores.