Los reyes, un pueblo olvidado en la mixteca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Los reyes, un pueblo olvidado en la mixteca

El camino destruido desde Chalcatongo de Hidalgo hace muy complicado llegar a esta comunidad de la Mixteca, que colinda con la Sierra Sur


Los reyes, un pueblo olvidado en la mixteca | El Imparcial de Oaxaca

L OS REYES, IXCATLÁN.- Al menos 100 habitantes que viven de manera permanente en esta agencia, llevan 13 años sin recibir servicio de agua potable ni electrificación, pues la cabecera municipal, Santo Domingo Ixcatlán, prácticamente los mantienen sitiados.

El 3 de agosto de 1998, el Tribunal Unitario Agrario con sede en Huajuapan de León, emitió una sentencia en el expediente 03/95 a favor de Ixcatlán, en el cual titulaba como bien comunal 1,356- 93-70 hectáreas. De momento no se ocupó dicho espacio, ya que era una zona de conflicto en esta zona de la Mixteca alta de Oaxaca, con la comunidad de Chalcatongo de Hidalgo.

 

Fue hasta el 14 de febrero del 2008 cuando se firmó un acuerdo de paz luego de un recorrido con autoridades de ambos pueblos dividiendo los terrenos de manera definitiva el cual repartía 916-77-71.31 hectáreas para Chalcatongo y 440-15-98.69 para Ixcatlán y con esto se ponía fin a un conflicto de tierras por más de 190 años, donde perdieron la vida alrededor de 100 personas por los agravios en todo ese tiempo.

Ratificado el convenio de paz luego que el entonces presidente municipal del periodo 2005-2008 de Ixcatlán, Freddy Morales, reiniciara el trámite para la recuperación de 400 hectáreas, al tener el acuerdo, invitó a los habitantes para instalarse en este espacio a fin de evitar que Chalcatongo los invadiera de nuevo.

Así fue como nació la agencia Los Reyes, un 14 de febrero del 2008, pero no fue hasta el 11 de diciembre del 2017 que se ratificó el convenio en Palacio de Gobierno en la ciudad de Oaxaca, siendo testigo de honor el gobernador Alejandro Murat, quien prometió pavimentar al menos 20 kms de carretera hacia la agencia, lo que a la fecha no se ha cumplido.

 

Al salir del cargo y quedar como asesor del municipio a mediados del 2008, en una asamblea se calentaron los ánimos lo que derivó en un enfrentamiento entre los habitantes que no estaban de acuerdo con la creación de Los Reyes como agencia porque que el municipio tendría que dar parte de sus ingresos del ramo 33 y 38.

De la discusión se pasó al enfrentamiento donde murieron tres personas. De estos hechos acusaron al exedil Freddy Morales, a quien detuvieron semanas después como el autor intelectual de dichas masacres, por lo que lleva 13 años encarcelado sin sentencia; primero fue trasladado a Puente Grande, Jalisco y después a Miahuatlán, ubicado a 2 horas de la ciudad de Oaxaca donde permanece actualmente.

Derivado de este hecho, sus familiares han denunciado persecución sólo por llevar el apellido y acusan que desde el 2008 al disolverse los poderes municipales, administradores tomaron el control de la comunidad y apoyaron a la agencia con paneles de sol para tener luz eléctrica y disponían de un manantial donde nace un ojo de agua que abastece a Los Reyes e Ixcatlán del vital líquido y que era una de las principales disputas en los años pasados.

A pesar de dicho acuerdo, Ixcatlán buscó impugnar que se ejecutara la sentencia en el 2017 para que no se llegara a ningún acuerdo de paz con Chalcatongo, por lo que el magistrado de Huajuapan dictó la nulidad de ese trámite.

Ante esta situación, el 12 de agosto del 2019 el núcleo agrario de Santo Domingo Ixcatlán promovió un amparo directo administrativo con número 581/2019 en contra de la sentencia de nulidad de la asamblea de fecha 28 de junio del 2019 dictada en el juicio agrario 1527/2017.

Alma Morales Arias, quien fue comisariada de Santo Domingo Ixcatlán, relata que han sido perseguidas ella y su familia por el solo hecho de llevar los apellidos de Freddy quién devolvió las tierras a dicha comunidad y se logró el acuerdo de paz.

En la comisaría, que es la representación de bienes comunales de Los Reyes, la maestra Morales narra la historia de agresiones durante años hasta lograr el acuerdo de paz en el 2008 y la resolución que trae consigo en beneficio de los pueblos.

“Sobre los conflictos agrarios a nivel nacional, dicta que si se llegan a solucionar los desacuerdos hay una partida accediendo a un programa de apoyo a comuneros, por lo que Ixcatlán podría acceder a 22 millones de pesos al logar este convenio y no 100 millones como argumentan las autoridades los cuales no han sido pagados”.

DENUNCIAN PERSECUCIÓN

“Por ser hermana de Freddy, mis papás y demás familia nos llaman asesinos, nos cuelgan de todos los problemas, como los hechos del 2008 y aunque él está en prisión, 13 años sin sentencia, no le han comprobado que mató a esta gente, él está procesado y en su momento la autoridad determinará si es culpable, pero a nosotros nos deben dejar a un lado porque no somos culpables de nada”.

“Nuestro único delito, lo que le molesta al actual presidente de Ixcatlán, es no unirnos al municipio y permanecer en esta agencia quede momento viven 30 familias y los habitantes gustan de estar aquí, es mentira que no viva gente”, declara Alma Morales.

Por las noches, el silencio se rompe con el fuerte viento y el frío que pega sobre las viviendas de madera donde se alcanzan a ver débilmente iluminadas, ya que durante la visita realizada, el día estuvo nublado, por lo que los paneles con más de 5 años, cargaron poco y solo se prendieron algunos focos en las viviendas y ni pensar en conectar un refrigerador o una televisión ya que la carga no aguanta para encender algunas.

Por su parte, Elvia Castro García, quien vive desde que era niña en Los Reyes, ahora tiene tres hijos, uno en la secundaria, otro en la primaria y el más pequeño en preescolar. Para los tres tiene que comprar fichas de 5 pesos la hora y poder tomar sus clases en línea.

“Tengo que comprar muchas fichas a la semana porque tienen 4 o 6 horas de clases al día y gasto mucho de internet, con la poca señal que llega”.

Para llegar a la única tienda bien surtida de la familia García, hay que caminar en la noche entre los caminos de terracería, las lámparas con las que se alumbran los pobladores es la única visibilidad que tienen mientras uno de los postes con panel solar parpadea un poco antes de apagarse porque tampoco pudo cargar más tiempo debido al clima.

LOS DEJAN SIN AGUA

Anteriormente ir al manantial era algo sencillo porque llegaban en vehículo a la orilla llevando garrafas, envases retornables de refresco; los pobladores se organizaban para ir varios y recolectar agua limpia para llevar a sus hogares.

Con el pretexto de meter tubería para suministrar el vital líquido, el presidente actual, Bertoldo Bernabé García, destruyó ese camino derribando 2 kms de monte con todo y árboles, por lo que ahora los habitantes tienen que usar sus mulitas y burritos que se prestan entre sí bajando los 2,000 metros y luego subiendo de regreso para cargar el agua; aunque también cuando llueve la captan en sus rotoplass, cubetas y los mismos envases.

La familia Robles Castro se alumbra con faros pequeños de paneles que cargan durante el día los cuales duran hasta la madrugada si el tiempo lo permite siendo la única manera de alumbrarse. Ellos como las demás familias viven a oscuras, sin ruido más que del viento que sopla; los perros ladran a los lejos ya que cada casa tienen espacios de 300 metros de separación y en cada patio se observan las botellas de envases de plástico llenas de agua.

SIN COVID

En esta comunidad no han tenido un solo caso de Covid-19 desde que empezó la pandemia, lo que agradecen porque no cuentan con un centro médico; la última persona que falleció hace menos de un mes por su edad avanzada tenía que ser enterrada en Ixcatlán, por ser la cabecera municipal, pero se encontraron que debían pagar una alta cantidad al considerarlos traidores por ocupar sus tierras.

Para el proceso de vacunación, acudieron al pueblo que antes era su enemigo, en Chalcatongo, porque no quisieron subir a Ixcatlán para evitar roces, aunque los últimos apoyos sí han llegado a este municipio y con todo el burocratismo pudieron cobrarlo completo para los adultos mayores.

Los habitantes de Los Reyes habían colocado un filtro, unas cadenas para controlar el acceso al pueblo debido a los casos Covid-19, pero una noche llegaron los topiles y el presidente echando bala para abrir el camino quitando la cadena y los tubos llevándosela.

“El edil a lo único que sube es a agredir, si no quiere ayudar está bien pero que no lo haga para amedrentar porque el pueblo ya está cansado pero no podemos hacer nada”, comentaron los habitantes desde sus casas de madera donde se resguardan del frío que en esta temporada arrecia en el pueblo.

Una de las niñas narra: “Yo vi cómo a mi mamá la golpearon; a mí el presidente me agarró de las muñecas y me arrojó a una camioneta”.

“A mí me agredieron solo porque soy pareja de Eucario Morales, comenta una de las agredidas que tiene prohibido ir a Ixcatlán”.

Eucario Morales es el hermano del expresidente, quien comenta: “En el 2004 me fui a Estados Unidos pero nunca me desentendí de mi comunidad, cuando volví ya me encontré en estas nuevas tierras y ya mi hermano estaba en la cárcel”.

“De niños mientras crecíamos, vivíamos con el temor de que Chalcatongo nos agrediera por invadir sus tierras y la gente esperaba a que un cabrón las recuperara. Hoy me da tristeza ver que gracias a mi hermano quien tuvo ese valor está preso por atreverse como luchador social, pelear en beneficio de esta agencia”.

Denunciaron que son constantes las violaciones a sus derechos humanos, pues a la familia la dejaron enterrar a su muertito luego de pagar 2 mil pesos, pero hay quienes les han cobrado 10 mil y al final se los dejan en 5 mil.

Informaron que han solicitado una entrevista al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos y Pueblos de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla para solicitar su apoyo, “aunque no hemos recibido respuesta de su vocería al igual que a la Secretaría General de Gobierno para hablar de la reunión con el gobernador y el compromiso de pavimentar y llevar los servicios a Los Reyes”, comentaron.

Los habitantes de Los Reyes se reúnen en la comisaría, preparan de comer para convivir y cuidarse entre ellos, y que llegue a oídos de la autoridad gubernamental que sí hay gente viviendo en estas tierras olvidadas.

Aunque han pasado 13 años, esperan que antes de irse este gobierno cumpla lo que les prometió, pero más que una promesa, aterricen los proyectos que les corresponde.