Desechos ligados al Covid: del pánico a la indiferencia | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Desechos ligados al Covid: del pánico a la indiferencia

La población oaxaqueña se resiste a separar cubrebocas, guantes y otros desechos; trabajadores de limpia en constante riesgo de contagio


Desechos ligados al Covid: del pánico a la indiferencia | El Imparcial de Oaxaca

Aunque en diferentes unidades de salud se cuenta con procedimientos para el manejo de residuos Covid con personal capacitado y empresas recolectoras bajo supervisión sanitaria, en los hogares y otro tipo de establecimientos no hay la correcta separación, pese a las constantes recomendaciones de las autoridades.

A más de un año y medio de la pandemia por Covid-19, la población oaxaqueña no solo se resiste a separar los cubrebocas, guantes y otro tipo desechos como una medida de prevención en la propagación de contagios, sino contribuye a tirar en la vía pública este tipo de insumos de protección.

En los primeros meses de la emergencia sanitaria, trabajadores de limpia del ayuntamiento capitalino señalaron los constantes riesgos a los que se enfrentaban todos los días, por la ausencia de la separación de cubrebocas u otro tipo de material en la protección de esta enfermedad.

Incluso las autoridades de Servicios Municipales de Oaxaca de Juárez, con mayor incidencia de contagios y decesos por Covid-19, habían emitido una serie de recomendaciones para separar y depositar en un contenedor o bolsa especial este tipo de residuos, que debían rociar con soluciones cloradas, antes de ser entregadas al personal de recolección de basura.

Al mismo tiempo, indicaron al personal de limpia qué tipo recipiente o bolsa contendría los insumos y materiales sanitarios, a fin de que dieran un tratamiento adecuado a los mismos.

Las autoridades municipales exhortaron a la población a mantener y respetar los protocolos de sana distancia al realizar el depósito de los residuos sólidos urbanos y sanitarios en las unidades recolectoras, así como usar cubrebocas, y posteriormente lavarse las manos con agua y jabón.

Sin embargo, a la fecha, las medidas de prevención se relajaron con el paso de los meses y luego del proceso de vacunación a los grupos de riesgo, porque los habitantes no separan los residuos señalados y en constantes ocasiones acuden sin el uso del cubrebocas.

Esto a pesar de que el personal de limpieza y de recolección de basura representa la primera línea de contacto con los desechos generados en los hogares, con constantes riesgos a su salud.

En control desechos de unidades de salud

De los residuos en hospitales, clínicas o laboratorios, por uso de cubrebocas, guantes y otro tipo de materiales que usan los trabajadores para tratar casos sospechosos o positivos de Covid-19, la jefa del departamento de insumos y regulación de servicios de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO), Mariana Santiago Vasconcelos, aseguró que hay control de éstos con personal capacitado para ello.

Dijo que al inicio de la pandemia se dio una situación de pánico generalizado por el desecho de guantes, cubrebocas y otros insumos de protección personal y que no forman parte de los residuos peligrosos biológico infecciosos, Santiago Vasconcelos señaló que estos pueden destinarse al basurero municipal con la separación correspondiente en caso de haber tenido contacto con un paciente Covid.

En el caso de hospitales, dijo, estos deben separar este tipo de residuos en bolsas amarillas para entregarlo a la empresa recolectora de RPBI, a fin de que realice su destrucción en determinado momento.

El área de Regulación sanitaria de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) se encarga de verificar hospitales, laboratorios y consultorios, donde el personal ya está capacitado en el uso de residuos, de acuerdo a la clasificación de niveles.

“En el uno se encuentran las unidades hospitalarias de una a cinco camas y los laboratorios que realizan de uno a cinco muestras al día; en el nivel 2 se encuentran aquellos establecimientos de 6 a 60 camas y de 51 a 200 muestras por día; mientras que en el nivel 3 se encuentran aquellas con más de 60 camas y los laboratorios con más de 200 pruebas al día”.

Santiago Vasconcelos expuso que el área de regulación sanitaria vigila la separación correcta de los residuos, mientras que otras dependencias son las encargadas de vigilar el destino final de los residuos peligrosos.

La titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (SEMAEDESO), Helena Iturribarría Rojas, coincidió en que cada unidad de salud tiene un plan de manejo de todo tipo de residuos y estas deben ser reguladas por la federación.

“La mayor parte de estos establecimientos tienen contratada una empresa que tiene los permisos de la Semarnat para la disposición final de los residuos”, explicó, luego de explicar que las empresas encargadas llevan los desechos en zonas fuera de Oaxaca para incinerarlos.

De los residuos Covid, destacó que en los hogares estos deben ser separados en bolsas antes de tirarlos a los camiones recolectores, donde los trabajadores puedan llevarlos a una celda especial en el basurero de Zaachilla, donde se rocían los desechos con soluciones de cloro para neutralizar cualquier agente infecciones que pudieran tener.

Asimismo, se hace las recomendaciones sanitarias a los diferentes municipios del estado, a fin de cumplir con los lineamientos de separación y recolección de este tipo de residuos.


 

Relacionadas: