Pérdida de los maíces criollos en la Mixteca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pérdida de los maíces criollos en la Mixteca

En la ciudad de Tlaxiaco ya no existen los vendedores de maíces criollos como lo existían hace 10 años, debido a la entrada de este grano del extranjero o de otras partes del país, pero también se debe a que los campos de cultivos han sido abandonados


Pérdida de los maíces criollos en la Mixteca | El Imparcial de Oaxaca

El maíz base de alimentación de los mexicanos, cultivo que se va perdiendo ante el fenómeno del calentamiento global y de la migración, hay muchos terrenos abandonados, menos del 50% siembran ahora el campo, los demás prefieren irse a la ciudad de México o a los estados Unidos y no hay política que salve al campo.

Dentro de los vendedores de maíz, solo era una persona que vendía su cosecha en el centro de la ciudad, pero después de la pandemia mundial del covid ya no se le ha visto, y no como hace 20 años que en esta población había varios campesinos que comerciaban el grano.

Antonio Jiménez Cortez, de la comunidad de Abasolo, Chalcatongo, da a conocer que los maíces criollos se han ido perdiendo en la Mixteca alta de Tlaxiaco debido al abandono que sufrido los campos, ya que lo pobladores prefieren irse a regalar su fuerza de trabajo y juventud a los Estados Unidos u otras partes de la república mexicana.
Tan solo en la comunidad de Chalcatongo de Hidalgo, Tlaxiaco, Oaxaca el sistema milpa está abandonado a un 50%, ya no siembran el maíz, la calabaza, chilacayote y el frijol y si lo hacen es solo a lo que se le llama la siembra temporal, es la que se aprovecha cuando ya están cayendo los lluvias en el mes de junio.

Cierto es que ya no llueve en el mes de marzo como sucedía hace 15 años aproximadamente, los tiempos han cambiado, hoy en Tlaxiaco ya casi todos dos días del años son calurosos secos y las lluvias este año llegaron tarde, no como antes que llovía en el mes de marzo hasta finales de septiembre.

Sembrar el maíz en las comunidades de este pueblo en la región Mixteca era de alegría, las personas acostumbraban adornar sus yuntas con flores del campo, a la salida de cada surco era contar cuentos y hacer chistes, trabajo que se hacía ameno, pero hoy en día se ha ido perdiendo, dio a conocer, el campesino, Antonio Jiménez Cortez, de la comunidad de Abasolo, Chalcatongo.

El maíz base de alimentación de los mexicanos, cultivo que se va perdiendo ante el fenómeno del calentamiento global y de la migración, hay muchos terrenos abandonados, menos del 50% siembran ahora el campo, los demás prefieren irse a la ciudad de México o a los estados Unidos y no hay política que salve al campo.

Ante la falta de las lluvias se necesita la creación de pozos profundos, reforestaciones de manera general y en lugares señalados solo para este tipo de proyectos, además de las diversas tecnificaciones para la siembra del maíz, desde luego respetando los maíces criollos, el bombeo solar, entre otras prácticas.

Dio a conocer que de los más de 300 habitantes que tiene su comunidad Abasolo, hoy en día solo siembran el campo de maíz más o menos 80 personas, el centro del municipio de Chalcatongo de Hidalgo hay aproximadamente 200 campesinos que siguen sembrando, otras localidades a un 70% o como Cañada Morelos que son menos de 10 personas que siembran el maíz.

Antonio Jiménez Cortez, campesino de la comunidad de Abasolo, Chalcatongo, agregó que el maíz tempranero, es aquel que los campesinos acostumbraban a sembrar entre finales de febrero y marzo, se hacían las cazuelas y era picado, es decir se enterraba la barretilla hasta encontrar la humedad, esta era una forma de subsistencia alimentaria porque se obtenía la cosecha meses antes, por el mes de octubre y hoy las personas nada más esperan hasta el mes de junio, cuando inician las lluvias.

Alfonso Rosas Bernabé, campesino de la comunidad de Totonundo, dio a conocer que no queda de otra más que seguir aguantando las carencias que viven los campesinas de la Mixteca de Tlaxiaco, es cierto que los tiempos han cambiado, pero tampoco hay una política ante estos siniestros que desde hace más de 10 años se han presentado.

La siembra de maíz hace más de 10 años iniciaban entre los meses de febrero y marzo y ya en mayo la milpa ya estaba a la mitad de la altura de lo que crece, hoy en nuestros días eso ha cambiado y desde lego que deja daños severos a la economía y a la alimentación de las familias que viven del campo.

Estos cambios son una calamidad que ninguna política pública se ha implementado por los gobiernos, no hay nada y por lo tantos es abandono, esta producción de maíz se ha ido perdiendo, ya solo se siembra en el mes de junio cuando las lluvias son más seguras.

Doña Adela García López, da a conocer en entrevista que ha trabajado el campo toda la vida, hoy hace esta labor al lado de su marido y si ha visto como las lluvias han llegado muy tarde o en muchas ocasiones ya es poca la que llega a la región Mixteca.
Antes en el mes de mayo ya recogía los diversos quelites, flor de calabaza y otras verduras del campo para la alimentación, eso se ha culminado debido al calentamiento global, eso es verdad porque ya en la comunidad hace mucho calor o frio extremo.