Uber se topa con usos y costumbres del taxismo local | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Uber se topa con usos y costumbres del taxismo local

Mínimo empleo, analfabetismo digital, tarifas altas, baja disponibilidad, los pecados


Uber se topa con usos y costumbres del taxismo local | El Imparcial de Oaxaca

Los usuarios han pagado tarifas altas, en otros casos les han cancelado los viajes o si les aceptan uno fuera de la ciudad o en colonias “lejanas del centro” es con la condición de un pago extra fuera de la aplicación. 

A casi dos meses de su lanzamiento, la plataforma Uber Taxi también ha sido un reto para los conductores. Algunos ya familiarizados con DiDi Taxi prefieren seguir con ella; otros más, tienen la intención de adherirse a la plataforma pero la falta de un teléfono inteligente en versiones recientes es un obstáculo.

En el sitio ADO, del que se anunció como uno de los que contempla la aplicación Uber desde el pasado 31 de agosto, varios taxistas dicen no estar en ella o que sus compañeros que sí la usan solo se pueden localizar mediante la aplicación. 

“¿Ya hay Uber Taxi?”, dice sorprendida Lorena. “La neta está bien horrible, casi nunca responden si vas lejos”, cuenta Francisco Reyna, un oaxaqueño que durante sus estancias en la capital del estado se ve obligado a transportarse en taxi. Con la entrada de Uber en alianza con sitios locales, creyó que tendría una mejor opción. 

“A veces voy del zócalo a Santa Cruz Xoxocotlán de noche y los taxis quieren cobrar 120 cuando la tarifa es 80… Los Uber luego ni contestan. De milagro contesta uno y luego dicen ¡Híjole!, te voy a llevar pero te voy a cobrar 20 pesos más, hasta allá no me sale… Los DiDi son peores”, cuenta Francisco.

Hay quienes bajo el conocimiento de la tarifa dinámica de Uber (que consideran alta) prefieren no pedir el servicio y negociar con un taxista desligado de la aplicación. O pedir “un DiDi” si es un trayecto relativamente corto, pues al menos les asegura un monto “accesible”. 

Según sea el caso, hay quien como Jesús ve un costo similar entre Uber y DiDi. Aunque el vecino de la agencia Cinco Señores dice que para pedir el servicio ha tenido que pasar al territorio del casco municipal. De lo contrario, la aplicación no aparece disponible en su área.

Sin teléfono reciente ni datos móviles

La aplicación exige a usuarios y conductores contar con teléfonos celulares con requisitos “mínimos” para operar. Con tres años como taxista y un equipo sin capacidad suficiente, Joel dice que no ha podido ingresar a la plataforma. 

“De hecho nos tenemos que registrar”, comenta sobre un proceso que además abarca contar con licencia vigente, tarjeta de circulación actualizada, estar registrado ante la Secretaría de Movilidad como conductor de un taxi único, entre otros requisitos. “Es por seguridad del pasajero”, agrega, al tiempo de responder que sí será parte de la plataforma, pero “cuando la economía dé” y se compre un celular más reciente.

La falta de datos móviles y de un teléfono adecuado son las razones que comparten varios conductores, además de señalar que los ya adheridos tienen conducen vehículos de modelos recientes y no los “Tsuru”.

Ser parte de una aplicación como Uber o DiDi es algo similar, dice Carlos Tello, taxista por 32 años y que en 2020 ingresó a DiDi, aunque también toma viajes fuera de la aplicación. “Nos plantearon muchas cosas buenas, pero con el tiempo ves que es muy barato el viaje”, comenta. 

Con los constantes aumentos en la gasolina, Tello explica que aceptar trayectos de 10 kilómetros no es nada redituable, además de que la aplicación se queda con una parte del ingreso y otra más la pierde en el pago “del IVA”, por eso solo acepta servicios cortos.