Pestilentes aguas negras en colonias de la capital, cada vez más frecuentes | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pestilentes aguas negras en colonias de la capital, cada vez más frecuentes

Las pestilentes aguas negras recorren cuadras enteras hasta que encuentran el causa de algún río o arroyo que las cobija, mientras tanto las instancias correspondientes no hacen su trabajo


Pestilentes aguas negras en colonias de la capital, cada vez más frecuentes | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Jacobo Robles

Las aguas pestilentes que brotan de una alcantarilla en la esquina que forman la Avenida Ferrocarril y la calle Carlos Pellicer inundaron la zona causando molestias para los vecinos.

En la esquina señalada está ubicado un expendio de frutas y verduras el cual se ve afectado de manera directa por el olor característico de las aguas negras que se impregna en la mercancía.

Vecinos piden a las autoridades solución inmediata al problema que data de por lo menos un mes atrás.

Incluso el agua ha llegado a las instalaciones de la Policía Vial Estatal que se localizan en la Avenida Ferrocarril en la colonia José Vasconcelos.

En otra colonia de la capital del estado para ser más específicos, en San Martín Mexicapam, la situación no es ajena, ya que pasadas las fuertes lluvias de este temporal, aún sigue corriendo un arroyo de agua, pero de aguas negras que recorre toda la avenida Monte Albán, que dicho sea de paso está frente a la agencia municipal de dicha colonia. Muy cerca de ahí en la colonia Jacarandas la situación no es tan distinta.

Todos estos yacimientos de aguas negras surgen de una mala operación de una red de drenaje mal planificada y que al pasar de los secciones, de instituciones como en su tiempo ADOSAPACO y ahora en turno SAPAO, solo escarban, fraguan y cierran, para que en un mes las cosas sigan igual o hasta peor, ellos no se cansan de andar en la popo, pero nosotros el pueblo sí.