Pide Jorge Bueno preservar y defender legado de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pide Jorge Bueno preservar y defender legado de Oaxaca

Sociedad civil y UABJO reconocieron al cronista de la ciudad de Oaxaca


Pide Jorge Bueno preservar y defender legado de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Con una ceremonia en la que se subrayó la importancia de la memoria histórica y colectiva de la ciudad de Oaxaca, así como la conservación de su patrimonio natural y cultura, Jorge Bueno Sánchez fue reconocido este sábado por su labor como cronista de la otrora Verde Antequera.

Comités vecinales, activistas, arquitectos, periodistas, además de funcionarios municipales y estatales destacaron el trabajo de Bueno Sánchez, en un acto realizado en la plazuela del Calvario y en donde se le otorgó una obra de arte. En tanto, a nombre de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, su rector, Eduardo Bautista, lo condecoró con una medalla.

Jorge Bueno Sánchez fue nombrado cronista de la ciudad de Oaxaca en agosto de 2016, tras la muerte de su amigo Rubén Vasconcelos Beltrán, quien desempeñó este cargo honorífico por 15 años, hasta su deceso en junio de 2016.

“Cuando me hablan, siento que es una responsabilidad muy grande; me tardo en contestar más de un mes y acepto, pero acepto pensando en servir a una ciudad, como lo hicieron otros cuatro personas anteriormente”, recuerda Bueno Sánchez. 

Pasados cinco años, su percepción ha cambiado como la misma ciudad en que nació y ha vivido. Ahora, considera que el servicio es posible en muchas más formas que las pretendidas, pero siempre teniendo la disposición para todos. Además de refrendar su compromiso con la sociedad hasta que Dios le dé vida.

 

Vinculación entre cronistas

Aunado a su labor de escribir y rememorar el devenir de la capital, este primer lustro ha abarcado el reconocimiento que la labor y los propios cronistas del estado no estaban vinculados. Y de ahí la constitución de una asociación civil para reunir a pares de municipios como Tlaxiaco, Juchitán, Santo Domingo Tehuantepec, Tuxtepec y Huajuapan de León.

“Ha sido satisfactorio, loable, el hecho de que la autoridad esté consciente y nos ha apoyado. Es un cargo honorífico y es a perpetuidad”, explica Bueno Sánchez sobre su labor como cronista de la ciudad, la cual ha plasmado en textos como los publicados semanalmente en EL IMPARCIAL.

Desde un cargo honorífico y permanente, que asumió el 25 de agosto de 2016, durante la administración de Javier Villacaña Jiménez, Jorge Bueno Sánchez ha compartido y recreado con su palabra el devenir de la ciudad de Oaxaca. Su posición como cronista le ha permitido compartir las memorias de toda su vida. Por ejemplo, aquella sobre la ampliación de la calle Martiniano Aranda, sobre la cual se ubica la plazuela del Calvario. Oaxaca, dice, ha cambiado, pero su transformación ha sido positiva. “Es más bonita que antes”, subraya sobre una fisonomía en la que compara las antiguas calles de tierra del andador turístico. “Los barrios han mejorado; Jalatlaco era de tierra y caños, de agua fétida que tiraban las curtiduría”, agrega.

Sin embargo, remarca la necesidad de “mejorar, preservar y conservar lo mejor de Oaxaca, y no destruir lo bueno” de la ciudad. Hay que “darle el tratamiento técnico, histórico y de expertos”, apunta Bueno, quien también aborda los cambios de “vocación” (de habitacional a comercial) de las casas de una ciudad elevada a tal rango hace 500 años.

Ese cambio hacia lo comercial es legítimo, explica, aunque aclara que se deben de cuidar aspectos de la fisonomía o la arquitectura. “Que no se abran las ventanas como puertas; que no se destruya sino se construya, pero en armonía, en orden, respetando los ordenamientos municipales y al Instituto Nacional de Antropología e Historia”.