Sorteó la empresa forestal comunitaria el Covid – 19  | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Sorteó la empresa forestal comunitaria el Covid – 19 

Se paralizó la industria por cuatro meses y las ventas se fueron a pique


Sorteó la empresa forestal comunitaria el Covid – 19  | El Imparcial de Oaxaca

San Mateo Macuilxóchitl, Oaxaca.-La empresa forestal de Pueblos Mancomunados no se salvó tampoco del impacto de la pandemia de Covid – 19, al grado de obligarla a parar por unos meses en la fase más crítica de la enfermedad.

“Nuestra principal preocupación es tener la suficiente materia prima y sobre todo mantener los empleos porque la gente necesita tener empleo y su salario garantizado”, enfatiza Israel Santiago García, director de la industria forestal.

En entrevista realizada en la planta de procesamiento ubicada en San Mateo Macuilxóchitl sostiene que han retomado las actividades de producción como una forma positiva de ver las cosas.

“No queremos echar a andar nuevas estrategias, sino mantener lo que tenemos darle salida a la producción y sobre todo garantizar los 125 empleos para los hombres y mujeres”, dice.

Revela que de agosto a noviembre de 2020 paralizaron las  actividades productivas en un 80%, mientras que la venta de los muebles ya terminados se fue a un 0%, lo que ha ido recuperándose en lo que va del año.

Actualmente cubren la cadena productiva, la cual va desde el manejo forestal, el proceso del aserradero, el secado y la fabricación de muebles, así como la venta para el cliente final a través de  tiendas administradas por ellos.

Se dice orgulloso que  Oaxaca  puede ofrecer un trabajo de alta calidad, a partir de  madera certificada, “nuestro trabajo es de la mejor calidad, pero el distintivo es la madera certificada por las buenas prácticas en el cuidado de sus bosques”.

“Es bonito poner en alto el nombre de la organización forestal pero también poner en alto de Oaxaca y de México, pues habla  de que le ponemos mucho empeño a lo que hacemos y al cuidado del medio ambiente”, externa.

Explica que para garantizar la producción en la fábrica se requiere tener un abasto que va de los 20 a los 25 mil metros cúbicos de madera, “como Pueblos Mancomunados efectuamos el saneamiento de los bosques y tenemos también acuerdos con otras comunidades forestales para que nos provean”.

“Hay comunidades como Laxopa, Zaniza, Cajonos, Atepec, Ixtlán, Calpulalpam y otras que nos proveen de madera de la más alta calidad basados en el manejo forestal y bosques certificados”, indica.

Santiago García detalla que la producción va de las 200 a las 300 sillas de madera, así como comedores, literas, centros de entretenimiento entre otros, lo que les genera recursos para la operación.

“Estamos buscando retomar el trabajo coordinado con las instancias educativas para poder proveer los implementos educativos a las escuelas del estado, toda vez que la madera es más fresca, tiene mayor durabilidad, mejor diseño y reparables, se tienen ventajas al mobiliario de plástico”, añade.

Recuerda que empresarialmente llevan laborando cerca de 42 años, se organizaron los  Pueblos Mancomunados y crearon sus propias empresas con sentido social, “a nivel estatal y nacional son un ejemplo en el cuidado del medio ambiente”.

“Estamos llevando los muebles a la Ciudad de México, Querétaro y por el momento no exportamos de manera directa”, reconoce el director de la empresa forestal de los Pueblos Mancomunados.

Y es que la empresa forestal de los Pueblos Mancomunados la integran localidades ubicadas en la Sierra Juárez, tales como:  Santa María Yavesía, Santa Catarina Lachatao, San Miguel Amatlán, Latuvi, Benito Juárez, Cuajimoloyas, Llano Grande y La Nevería.

Las poblaciones indígenas conforman el núcleo agrario con características únicas y reconocido a través de decreto nacional desde el 20 de octubre de 1961.

“Es urgente reactivar la economía, aquí no perdimos empleos ni descontamos salarios, aguantamos y esperamos que en el segundo semestre del año se compongan las cosas”, dice el director.


 

Relacionadas: